CANNES, Francia. Uno de los eventos inesperados del festival fue una sesión de fotografías que seguramente encontrará su lugar dentro de la historia de Cannes, que llegó a 70 ediciones este año. La fotografía convocó a un ecléctico grupo de cineastas y actores, principales protagonistas del festival, que incluía, entre muchos otros, a Michael Haneke, Juliette Binoche, Gael García Bernal, Nani Moretti, Will Smith, Colin Farrell, Isabelle Huppert, Diego Luna y Monica Bellucci, entre muchos más.

La imagen sólo pudo ser capturada y presenciada de manera vivencial por un selectísimo grupo de prensa que después registró la interacción casual entre todos ellos. El ver bromear a Catherine Deneuve con Isabelle Huppert o a Tilda Swinton en abrazo grupal con Colin Farrell, resulta una parte esencial e “íntima” que es lo que hace que el festival pueda mantener el garbo, aun con los problemas que se han suscitado en su contexto.

Photocall de la 70 edición del Festival de Cannes. (Foto: FDC.)

Después del atentado en Inglaterra, el delegado general del festival, Thierry Fremaux, pidió el martes 23 un minuto de silencio simbólico a todos los asistentes al Festival en memoria de las jóvenes víctimas del macabro atentado, que ha hecho al festival aún más rígido en cuestiones y temas de seguridad. Ahora ni las botellas de agua son admitidas en el Palais.

En temas más banales, el consenso entre la prensa especializada y la crítica es que la competencia oficial ha sido de lo más flojo en mucho tiempo y se continúa a la espera de la película que logre despertar el entusiasmo del respetable.

PUBLICIDAD

El cineasta austríaco Michael Haneke rápidamente se esfumó de la carrera por una histórica tercera Palma de Oro con Happy End su lerda analogía y fría radiografía de la burguesía europea actual. Por otro lado, el cineasta francés Jacques Doillon entregó la película más aburrida y mediocre de la competencia con Rodin, un hiper convencional recuento de la vida del famoso escultor francés, interpretado con registro decente por el astro francés Vincent.

Quienes dieron la nota alta fueron las primeras dos cineastas en competencia este año: la japonesa Naomi Kawase con la sensible, aunque cursi Hikari y la estadunidense Sofia Coppola, que con “The Beguiled” muestra una madurez artística notable en un relato gótico que adapta la película homónima de 1971 dirigida porDon Siegel y estelarizada por Clint Eastwood. Con un ensamble actoral estupendo en el que destacan una sutilmente vil Nicole Kidman, la película de Coppola es ya una de las favoritas a figurar en los premios.

En el siguiente reporte, veremos el cierre de la competencia oficial.

 

Contacto:

Twitter: @jjnegretec

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

petróleo-crudo
Precios de petróleo caen casi 5% tras decisión de la OPEP
Por

El mercado esperaba que el recorte a la producción de crudo fuera por más tiempo, no sólo por 9 meses.