Cuando el mundo aún se ajusta por la salida de Reino Unido de la Unión Europea, en la República Checa los brotes separatistas comienzan a tomar fuerza y su presidente Milos Zeman propuso que se celebre un referendo para decidir sobre su permanencia tanto en el bloque comunitario como en la alianza militar OTAN.

A una semana de que el 52% de los británicos decidió abandonar el bloque, el mandatario checo se dijo a favor de la permanencia de su país en ambas organizaciones, pero que hará lo posible para que sus ciudadanos puedan expresarse sobre este tema.

Lee también: Brexit hace irreversible la desintegración desordenada de la UE: George Soros

“No estoy de acuerdo con los partidarios de salir de la Unión Europea. (…) Pero haré todo lo posible para que tengan un referéndum y puedan así expresarse “, “, dijo el presidente de centroizquierda en un programa de Czech Radio la noche del jueves.

PUBLICIDAD

Zeman no tiene autoridad para convocar a un referéndum, lo cual requeriría una enmienda constitucional, pero es un líder muy influyente en un país con un gran número de votantes escépticos hacia la UE que se unió al bloque en 2004.

En la República Checa, la satisfacción con la membresía de la UE bajó a un 25% en un sondeo realizado en abril por el instituto CVVM, por debajo del 32% registrado el año anterior.

Esta situación se da cuando el bloque europeo enfrenta la crisis económica y política desatada por la decisión de los británicos de abandonar el bloque y se generó el temor a que más naciones miembro tomen un camino similar.

Te recomendamos leer: El Brexit es perjudicial por donde se vea, escribe Steve Forbes

 

Siguientes artículos

banco-de-inglaterra
Brexit, ¿un cisne negro en los mercados financieros globales?
Por

Un cisne negro es un suceso que tiene tres atributos: la rareza, que produce un impacto tremendo, y hace que inventemos...