Por Natalí Faxas

El Consejo Nacional de Competitividad de la República Dominicana evidenció los atributos de este lugar en materia de turismo de salud cuando reveló que, de acuerdo a un estudio realizado por la institución, el país caribeño es el quinto que lidera la industria del turismo de salud en América, después de Canadá, Colombia, Panamá y Costa Rica. 

A República Dominicana llegaron entre 30 y 35,000 pacientes internacionales durante el 2017, con un gasto promedio de 5,000 dólares, destacando que el 75% realiza sus pagos en efectivo, reveló un avance de la investigación que se dio a conocer en el IV Congreso de Turismo y Bienestar celebrado en Santo Domingo.

A propósito del estudio, Forbes República Dominicana cuestionó las razones para mostrar estos resultados. “Contamos con una atractiva posición geográfica que nos coloca cerca de los potenciales mercados emisores. Contamos con muchos vuelos y muchos de ellos directos, que se considera mucho a la hora de elegir un destino de salud”, explicó el presidente de la Asociación Dominicana de Turismo de Salud (ADTS), Alejandro Cambiaso.

PUBLICIDAD

Destacó, además, que el país tiene una “Guía de destino de salud y bienestar de la República Dominicana”, que expone las ofertas y centros que cumplen con estos criterios, y que tiene una gran difusión a través de Amazon, Kindle, E-book y otros medios como consulados dominicanos y oficinas de promoción turística.

“También ha sido de gran relevancia para este sector lo mucho que se han fortalecido los contactos con los seguros internacionales, con seguros de viajeros con facilitadores a médicos. Nuestras cifras de números de turistas van creciendo, igual que nuestra industria turística”, apuntó. De enero a julio de este año, 4.1 millones de visitantes no residentes viajaron a la República Dominicana.

Aunque el turismo de salud es un servicio destinado especialmente a extranjeros no residentes, Cambiaso mencionó sin detalles de números los beneficios que deja al país esta actividad y enfatizó que los primeros por apostar a esta industria deben ser los dominicanos.

“El turismo de salud fortalece la calidad y seguridad de la prestación de servicios, sobre todo para los dominicanos. Favorece que se creen nuevos proyectos, nuevos empleos, transferencia de tecnología, captación de inversión extranjera directa y fortalece otros nichos del turismo que se están comenzando a consolidar, como el turismo de retiro”, puntualizó.

Los datos arrojados apuntan que República Dominicana presenta tres retos por atender y mejorar: sensibilizar el personal de salud y de turismo sobre la atención de esta actividad, mejorar las capacidades del personal técnico y acondicionar y reglamentar las zonas hospitalarias.  El estudio evaluó variables como la calidad de los servicios e infraestructura y el entorno del destino.

Los principales servicios de turismos de salud que brinda República Dominicana son los tratamientos odontológicos, cirugías estéticas, cirugía ortopédica, cirugía cardiovascular, cirugía bariátrica, cirugía oftalmológica, cirugía robótica, oncología, urología y fisiatría. Los dominicanos ausentes y estadounidenses lideran la nacionalidad de pacientes, resaltó Cambiaso.

La Asociación Dominicana de Turismo de Salud tiene, según su web, 15 instituciones miembros, avaladas para brindar este tipo de servicios. Entre ellas hay clínicas y centros especializados en áreas como oftalmología, odontología y fertilidad.

 

Siguientes artículos

Economía dominicana crece 6.7% en los primeros siete meses
Por

Estos índices hacen que el país caribeño ocupe la primera posición en ingresos por turismo; el segundo en remesas e inve...