La cantidad de dólares de reservas del FMI sumaron 3.76 billones de dólares en el segundo trimestre.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

NUEVA YORK – Las reservas que los bancos centrales globales mantienen en dólares tuvieron pocas variaciones en el segundo trimestre con respecto a los tres meses previos, según datos publicados el lunes por el Fondo Monetario Internacional.

La cantidad de dólares de reservas del FMI sumaron 3.76 billones de dólares en el segundo trimestre desde los 3,766 billones de dólares del primer trimestre, según el FMI, o un 61.9% de las reservas totales.

Las reservas globales son activos que los bancos centrales mantienen en distintas divisas, usadas principalmente para respaldar sus pasivos. En ocasiones, los bancos centrales han cooperado en la compra y venta de reservas internacionales oficiales para influir en los tipos de cambio.

Las reservas en euros aumentaron a 1,446 billones de dólares, o un 23.8% del total, en el segundo trimestre frente a los 1,431 billones de dólares de los primeros tres meses del año.

Desde 2009, la cantidad de euros en activos de reservas ha ido declinando por los temores relacionados con las crisis económicas y de deudas soberanas de la región. En su nivel más alto, en 2009, el porcentaje de reservas en euros era de poco menos de un 28%.

La parte en yenes bajó a un 3.8% en el segundo trimestre desde el 3.9% del período anterior.

El Fondo desglosó por segunda vez las tenencias de los bancos centrales en dólares de Australia y Canadá, que previamente se clasificaban bajo el apartado “Otras Monedas”.

Los bancos centrales mantuvieron 101,000 millones de dólares (mdd) de la moneda australiana en el segundo trimestre, desde los 98,500 mdd del primer trimestre.

Las tenencias en dólares canadienses fueron equivalentes a 108,800 mdd, desde los 94,900 mdd del primer semestre.

Desde la crisis financiera global, las monedas de Australia y Canadá han tenido demanda, por considerárselas relativamente seguras. El dólar australiano, en particular, fue altamente buscado, dado su rendimiento.

La inclusión de las dos monedas es parte de una iniciativa del FMI para entregar más transparencia en los datos financieros globales. También refleja la tendencia creciente de los bancos centrales de todo el mundo para diversificar sus tenencias más allá del dólar, el euro y el yen.

 

Siguientes artículos

Teléfonos de bajo costo de Nokia impulsan a Windows en Europa
Por

Nokia es el principal usuario de la plataforma Windows y el impulsor detrás del incremento de 9.2% en Europa.   Reu...