El futuro secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, desmintió este jueves que el gobierno entrante vaya a utilizar las reservas internacionales para financiar gasto público e inversiones.

“Las reservas internacionales no se tocan, eso es del Banco de México”, dijo, al salir de la reunión que mantuvo con el presidente electo y otros integrantes del futuro gabinete.

La aclaración se produce luego de que un diputado del PT y el banco UBS insinuaran la posibilidad de que López Obrador dispusiera de este tipo de activos líquidos para financiar políticas públicas del gobierno morenista.

A principios de octubre, el diputado petista Benjamín Robles Montoya propuso modificar la ley del Banxico para que éste asumiera más funciones de las actuales.

Por ejemplo, crear las condiciones monetarias y crediticias adecuadas para generar el máximo empleo, estabilizar precios, y garantizar tasas de interés moderadas y crecimiento económico.

Por su parte, el banco UBS publicó una nota esta semana a raíz de la decisión del presidente López Obrador de cancelar la construcción del NAIM.

En la misma, el analista financiero Esteban Polidura afirmaba que el gobierno entrante podía cambiar las reglas para las consultas o referéndum a fin de utilizar estas herramientas para ampliar el mandato presidencial o usar las reservas del banco central al gusto de la gente.

Según datos de Banxico, las reservas internacionales a finales de octubre de 2018 estaban en 175,582 millones de dólares.

Con información de Notimex y El Economista

 

Siguientes artículos

EU niega reporte sobre posible acuerdo comercial con China
Por

Funcionarios de EU rechazaron un reporte de Bloomberg que aseguraba que Trump quería alcanzar un acuerdo comercial con C...