La resiliencia es la capacidad de las organizaciones para reparar las fallas en su estructura y adaptarse al cambio. La tecnología es un detonador clave para esa condición. Entérense.

 

Por Chandni Vyas

 

Los datos se han convertido en una parte integral de nuestras vidas. La posibilidad de acceder rápidamente a ellos a través de diversos sistemas de TI ya es un componente crítico para manejar un negocio exitoso. Con tantos sistemas considerados críticos, cualquier interrupción en ellos puede causar que una parte básica de la empresa se detenga.

Según una encuesta realizada el año pasado en Estados Unidos por el Instituto Ponemon, una interrupción de una o dos horas en el suministro de energía eléctrica cuesta a una compañía más de 32,000 dólares en promedio por minuto. Esa pérdida promedio es absolutamente impresionante. Estas interrupciones pueden afectar drásticamente los ingresos, la reputación y el futuro de una empresa.

El uso de una copia de seguridad en la nube para reducir los tiempos de recuperación puede ser una solución probable. En un estudio realizado entre 85 tomadores de decisiones e influenciadores realizado por Forrester Research, sólo 15% de los encuestados dijo que sus empresas usan un sitio de recuperación basado en la nube. Esa cifra es muy baja teniendo en cuenta que las pérdidas pueden sumar millones.

¿Por qué son tan reacias las empresas a implementar una estrategia para combatir este problema? La percepción del riesgo de una reducción en el control, los problemas de seguridad y la confusión son algunas de las causas principales. Hay proveedores de servicios en la nube que pueden abordar todas estas preocupaciones, pero las empresas tienen que dar el primer paso y entender la importancia del tema y formular una estrategia para empezar.

Poner la carga de trabajo en la nube no resuelve la cuestión de la resiliencia. Según The Big Bang: How the Cloud is Changing Resilience in the Expanding Universe of Digital Data (El Big Bang: Cómo la nube está cambiando la resiliencia en el universo en expansión de los datos digitales), un estudio de Forbes Insights patrocinado por IBM, el costo de externalizar la capacidad de recuperación del negocio es otro punto de fricción para muchas entidades. Sin embargo, mudar el trabajo a la nube puede suponer un ahorro de dinero. Puesto que no hay una solución única que se adapte a todas las organizaciones, muchas de ellas encuentran que pueden abrazar esta tecnología con más confianza a través de un tercero de su confianza.

Muchas organizaciones ven sus sistemas de TI en niveles de importancia y cada nivel tiene un nivel variable de tolerancia en función del tiempo de inactividad, el cual se ha reducido considerablemente en los últimos cinco años. A continuación se muestra un desglose del tiempo de inactividad que puede ser tolerado por la pérdida de datos en caso de un desastre.

Nivel 1: Los sistemas deben estar en funcionamiento rápidamente para que el negocio funcione. Las compañías fueron capaces de tolerar hasta 4 horas hace 5 años, pero ahora ha cambiado a 0.

Nivel 2: Es menos importante y puede esperar más tiempo (de 24 a 72 horas hace 5 años, pero ahora menos de 4 horas).

Nivel 3: ¿A quién le importa? Podemos esperar. (Más de 72 horas hace 5 años pero ahora de 24 a 72 horas.)

Las empresas son conscientes de que los clientes tienen muchas opciones: “Si estás haciendo compras en línea, ¿cuánto tiempo esperarás para buscar otro sitio si la tienda en la que estás deja de funcionar?”, se pregunta Daniel Witteveen, director de Backup Cloud de IBM Managed datos y virtualización. La importancia de la operación continua es más importante que nunca para seguir siendo competitivos.

Hay muchas cosas simples que pueden salir mal en el día a día, como una actualización de software o un error humano, que pueden desencadenar una interrupción generalizada. El problema es complejo, pero la solución no tiene porqué serlo. Las empresas tienen que empezar por identificar y entender el riesgo en las operaciones del día a día y aprender a manejar ese riesgo. También es importante asegurarse de que puedan acceder a una copia de seguridad de forma rápida para reducir el tiempo de recuperación en un esfuerzo por mantener a sus clientes satisfechos. Es tiempo de que las organizaciones encuentren programas de resiliencia más adecuados para ellos, con el fin de mantener su competitividad y aprovechar las nuevas oportunidades.