Por Leoncio Morán Sánchez*

Las ciudades del mundo están expuestas a diferentes tipos de eventos climáticos que pueden poner en riesgo la vida o salud de sus ciudadanos, generar graves daños en viviendas o en la infraestructura de la ciudad, derivar en pérdidas de días laborales, en saturación de los servicios públicos y en general traer grandes perjuicios económicos y sociales para una comunidad. Y, aunque un desastre ambiental puede ser inevitable, una ciudad sí puede cambiar la forma como enfrenta este tipo de eventos.

La construcción de resiliencia vista como la capacidad para afrontar con éxito la adversidad, las amenazas o incluso fuentes importantes de estrés, puede ayudar a las ciudades a estar mejor preparadas ante eventos climáticos. Este es el caso de Colima, una ciudad ubicada en una de las zonas de mayor peligro sísmico de México, donde además la actividad volcánica es frecuente como consecuencia de la cercanía con el Volcán de Fuego, considerado el más activo de México. Y que, por su ubicación en el Pacífico, está expuesta a las trayectorias de los ciclones tropicales durante la temporada de lluvias.

Colima, que forma parte de 100 Ciudades Resilientes, auspiciada por la Fundación Rockefeller, está próxima a lanzar su Estrategia de Resiliencia con el objetivo de estar mejor preparada ante retos y adversidades. Esta hoja de ruta es el resultado de varios años de investigación y análisis sobre las principales problemáticas de la ciudad donde se encontró que además de los desafíos ambientales la ciudad tiene retos como la violencia, el futuro envejecimiento de la población, la pobreza y el crecimiento desarticulado, por mencionar tan solo algunos. La estrategia aborda una visión integral de la ciudad que incluye cuatro ejes articulados: Colima preparada (ante los riesgos), Colima sostenible (desarrollo socioambiental), Colima integrada (desarrollo urbanístico) y Colima próspera (desarrollo económico).

El plan propone acciones concretas para desarrollar y fortalecer las capacidades institucionales que lleven a la prevención, mitigación y respuesta ante los desastres naturales. Por ejemplo, el monitoreo constante que brinde información acertada sobre el desarrollo de ciertos fenómenos ambientales que puedan generar peligro para la ciudad y que permitan tomar decisiones efectivas para salvar vidas y prevenir daños. Además, de implementar protocolos de comunicación que integren a la comunidad de manera que comprendan como identificar los riesgos y responder ante ellos.

La estrategia también contempla la revisión y correcciones necesarias de infraestructura existente en la ciudad con el fin de poder garantizar su seguridad. Entre las acciones estipuladas se encuentra la creación de un código de construcción que establezca los requisitos y especificaciones para el diseño y edificación de construcciones seguras, accesibles y sostenibles en función de las condiciones específicas en las que se encuentra el municipio de Colima, tomando en cuenta buenas prácticas y criterios técnicos de vanguardia.

Para los ciudadanos y gobierno de Colima ser parte de 100 Ciudades Resilientes y crear esta estrategia es fundamental por dos razones muy importantes. Primero, porque con su lanzamiento pasaremos de una fase de preparación y planeación con base en problemáticas identificadas a la implementación de acciones concretas e integrales que nos permitan ser más resilientes. Pero también porque hemos estado trabajando fuertemente para que Colima sea una de las ciudades con mejor calidad de vida no solo en México sino en América Latina y al estar preparados ante los desastres protegemos la vida. La implementación de la estrategia será fundamental para seguir avanzando hacia un futuro más resiliente para la ciudad, pero es importante reconocer que esto es un trabajo continuo que no termina aquí, simplemente comienza.

*Alcalde de la ciudad de Colima

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Autoridades rescatan a más centroamericanos en Tamaulipas
Por

Se identificaron a 35 guatemaltecos, 27 salvadoreños y 17 hondureños entre las personas localizadas en Reynosa tras un e...