Si eres un vendedor y quieres ser el mejor, aquí está la segunda parte de los retos para “salir de la caja”, detonar perspectivas diferentes dando pie a nuevas oportunidades.

 

 

 

PUBLICIDAD

En este texto continuamos con la serie Retos para “salir de la caja” que iniciamos la semana pasada.

Todo coach tiene como prioridad esencial ampliar el rango de visión. Por ello, comparto contigo este reto cuya finalidad es detonar perspectivas diferentes dando pie a nuevas oportunidades.

 

Reto: Arriésgate más de una vez, acercándote a tus clientes con el fin de provocar una relación de amistad verdadera. Experimenta de vez en cuando la oportunidad de visitarlos y platicar de temas relacionados a lo personal, dejando a un lado estrictamente lo profesional. No necesariamente toda visita debe ser una visita de servicio o venta.

Explicación: Los seres humanos somos seres sociales, requerimos sentirnos valorados. Una visita ocasional que demuestre interés verdadero posiblemente consiga más a largo plazo que las intenciones tercas y desmedidas de vendedores poco asertivos. Interesarte verdaderamente y frecuentar a clientes potenciales y no potenciales detona loving. Acercamiento entre los individuos por conexión emocional producto del rapport verdadero. Las personas suelen negociar más fácilmente con personas cercanas a ellas. Muchos individuos realizan negociaciones con personas con las que se identifican. Relacionarse cercanamente detona la sensación de pertenencia a largo plazo, y uno siempre buscará beneficiar a aquellos que aparentemente estarán en su vida a largo plazo. Los grandes vendedores saben relacionarse. Las personas buscan beneficiar más a sus conocidos que a los desconocidos.

Preguntas clave: ¿Qué te detiene? ¿Qué piense que lo haces por conveniencia? ¿No crees que si lo haces moderadamente podrá ser mejor? ¿Qué crees que sucede cuando los clientes se dan cuenta que lo único que quieres es siempre venderles? ¿No crees que también vale la pena arriesgar en este ámbito? ¿Hasta cuándo verás a tus clientes como personas? ¿Si un producto es bueno y además lo vende alguien que conoces y que da un buen servicio, no lo recomendarías? ¿De qué te gustaría más que se acordaran tus clientes: de ti o de tu producto? ¿De tu producto?… Entonces ¿Qué sucedería si vendieras otra cosa? Piensa si tú estuvieras en su lugar, de tener la oportunidad, ¿a quién buscarías beneficiar más, a alguien que consideras lejano a ti o a alguien que es más cercano?

Regla de Oro: Llévalo a cabo sólo si estás dispuesto a ser verdadero. Recuerda que la falsedad se nota a leguas.

Reflexión: Vincularnos es identificarnos, identificarnos es acercarnos, acercarnos verdaderamente generará más oportunidades para todos, al corto mediano y largo plazo.

Acciones: Encuentra los gustos e intereses similares entre tú y tu cliente, para generar un puente de identificación verdadera. El rapport se genera mediante la conexión de similitudes entre los individuos, las similitudes juegan en el ámbito de la identificación. Todo loving (acercamiento moderado) busca generar recordación. Evita acciones y preguntas que puedan generar percepciones invasivas o entrometidas. Utiliza el entorno, los objetos de su oficina pueden hablarnos de él y sus gustos. Sólo hazlo simple, pero verdadero.

Creencias ocultas: Saber vender no necesariamente es aplicar una serie de técnicas. Saber relacionarse no necesariamente es con el fin de obtener beneficios. No hacer amigos es un error. Se puede hacer amigos y distinguir lo personal de lo estrictamente comercial. Los ámbitos no están peleados, sólo es necesario saberlos manejar.

Ojo: ¡Las valoraciones mayores se dan en los ámbitos emocionales, toda búsqueda última del individuo pasa siempre por un filtro emocional! Genera un beneficio real, acércate. Además de ganar en el ámbito profesional, podrías ganar en el ámbito personal. Te podrías llevar gratas sorpresas.

 

 

Contacto:

Facebook

Sitio web

E-mail: [email protected]

Twitter:@coachalexmeza

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El mecenazgo de las marcas de lujo; Zona Maco 2014
Por

En 2002 Louis Vuitton pidió a Takashi Murakami –artista japonés que viene del manga, del Street ar– que diseñara sus bol...