Por Horacio Vergara*

Una de las áreas de oportunidad para reducir considerablemente costos operativos está en la aplicación de tecnologías digitales dentro de la distribución secundaria, que representa el proceso que va de las terminales de almacenamiento y distribución (TAD) para llevar gasolina a cada estación de servicio.

Conforme avanza la maduración del mercado de gasolina en nuestro país, además del surgimiento de nuevas empresas en la compra de combustible también surgirán nuevas compañías dueñas de terminales de almacenamiento en el panorama nacional. En México, otros jugadores empiezan poco a poco a tener sus TADs y la tendencia es que en los próximos 36 meses exista una cantidad suficiente para generar una dinámica distinta de competencia, apalancando un nuevo mercado de proveedores de transporte de combustibles. Todo esto abre oportunidades para que las gasolineras puedan comprar combustible de distintas terminales y distintos dueños de gasolina, optimizando cada vez más su proceso de distribución, lo que a su vez hará que tengan más oportunidad de reducir costos operativos.

En países como Brasil, por ejemplo, Accenture trabaja con una de las empresas de hidrocarburos más importante a nivel internacional para ayudar a optimizar el proceso de ruteo y asignación de camiones de distribución, obteniendo un gran ahorro en costos logísticos que se refleja directamente en precios de combustible más bajos para el consumidor y mejores márgenes de ganancia. La gestión de distribución de combustible exige resolver retos complejos de cadena de suministros y logística para empresas en el sector de recursos naturales. Existe la capacidad de desarrollar algoritmos especialmente diseñados para las operaciones de estas empresas de combustible en el contexto específico de Brasil (como tributación, horarios de tráfico en carreteras, límite de horas diarias de trabajo de los conductores, etc.), lo que permite asignar y diseñar el ruteo de camiones de forma mucho más eficiente, facilitando el abasto a más gasolineras y generando ahorros de 12% de costo logístico al año.

PUBLICIDAD

En este ámbito hay un enorme potencial para la reducción de ineficiencias a través del uso de tecnologías digitales, como el análisis avanzado de datos. De hecho, hoy en día las empresas que tienen un mejor desempeño focalizan una mayor inversión tecnológica en analytics, o análisis de datos, y en respuesta obtienen casi 4 veces más probabilidad de recibir un mejor retorno sobre la inversión.

Otro modelo interesante para la logística en distribución de gasolina es el de una tercerización completa, como es el caso de una empresa de combustible en Reino Unido en donde se desarrolló un outsourcing de las actividades, desde la planeación de la demanda hasta la recepción de los pedidos, a través de un modelo óptimo de entrega que va a terminales a recoger el combustible y procede a entregar a tiempo el pedido. En este contexto, el operador logístico de mercado hace el acuerdo de tomar toda la operación prometiendo siempre un ahorro en el costo del proceso logístico, lo que de nuevo se traduce en un costo más bajo del combustible. Sin embargo, este modelo de outsourcing de distribución secundaria lo vemos en países con mercados más antiguos, como Reino Unido.

Además de los distintos modelos de distribución secundaria que pueden ir surgiendo conforme madura el mercado, otro punto interesante es el de la planeación de la demanda o demand forecasting. Las condiciones actuales de mercado en México ya permiten mejorar esta práctica de forma proactiva. Con esto, conociendo la demanda y aplicando analíticos, hay una gran oportunidad para optimizar las órdenes de pedido de combustible (tiempo y cantidad) y el almacenaje de seguridad para evitar los desabastos.

Hay una fuerte base en herramientas de análisis de gran volumen de datos para evaluar de capacidad de venta y demanda de cada gasolinera dependiendo de una serie de variables como horarios, flujos y ubicación, entre otras. Esto permite optimizar directamente los momentos de pedidos, lo que conlleva a un menor costo logístico y puede impactar directamente en un menor costo del combustible para el consumidor y más grande margen de ganancia para la compañía. Aunque hoy el mercado de gasolina en México ya realiza este proceso de planeación de la demanda, hay una gran ventana de oportunidad para aplicar tecnologías digitales como analytics y big data, lo que resultaría en una estrategia inteligente de generación de ahorros.

Éstas son algunas de las posibles oportunidades que ofrece el uso de nuevas tecnologías en el marco de la transformación energética en México, conforme se continúa reconfigurando el panorama del mercado de combustibles y sigue madurando el sector para integrar eficiencia constante en los distintos modelos operativos.

*Socio Director de la Industria de Recursos Naturales en Accenture México.

 

Contacto:
Correo: [email protected]

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

petróleo
Participación de Pemex en Nobilis-Maximino bajará de 49% a 40%
Por

La empresa busca un socio en Nobilis-Maximino, que requeriría una inversión de 10,700 mdd, una producción de 174,000 bar...