La administración federal ha apostado su legado a esta apertura; su esperanza está en una Ronda 1 exitosa, en que pese más el largo recorrido de implementación que la coyuntura económica actual.

 

El 11 de diciembre pasado se publicaron las bases de la primera licitación de la Ronda 1, dando inicio a la posibilidad de que empresas particulares exploren y extraigan energéticos del subsuelo mexicano. A dos meses de distancia se puede hacer un corte de caja parcial para saber qué expectativas se tienen de esta fase. Ante ello, cabe la pregunta: ¿Cuáles son los principales retos de la Ronda 1 para atraer la inversión prometida?

 

Conformación de la Ronda 1

La Ronda 1 seguirá un modelo escalonado, por lo que estará dividida en 5 fases. Serán un total de 28,500 kilómetros cuadrados para explotar, que es equivalente a todo el territorio de Nayarit, y serán subdivididos en 169 bloques: 60 bloques serán reservas probadas y probables (2P), para actividades de extracción, y 109 bloques serán para exploración. Cada fase de la Ronda 1 contemplará bloques con mayor grado de dificultad para la extracción, con su respectivo costo y potencial de utilidad. Todas las fases estarán abiertas por cuatro meses, exceptuando la última, cuya duración será de seis.

La primera licitación o fase incluye 14 bloques para extracción y perforación de aguas someras, que van de los 116 a 501 kilómetros cuadrados, como se ve en la imagen. Si bien esta fase fue presentada en diciembre, el periodo para consulta de dudas ante la autoridad terminará el próximo 25 de febrero. La fecha de cierre para inscribirse a la convocatoria y pagar el acceso a los datos de cada campo es el 16 de marzo.

R01L01Las siguientes fases se distribuyen tentativamente de la siguiente manera:

  • La segunda fase de la Ronda 1 constará de campos con crudos pesados. También se anunció en diciembre, pero el acceso a los datos de cada campo será habilitado a finales de este mes.
  • El tercer paquete de yacimientos consistirá en depósitos no convencionales, tanto costa afuera como en Chicontepec. Los datos serán habilitados en marzo.
  • La cuarta fase consistirá en yacimientos costeros y verá compartidos sus datos técnicos en abril.
  • La quinta y última fase será de aguas profundas. Sus datos serán compartidos en mayo.

 

Reto 1: precios bajos del petróleo

Los precios del petróleo repuntan tímida, pero no considerablemente con respecto al largo plazo. Además, el ambiente económico internacional es poco amistoso, por lo que se asomó el fantasma del fracaso en las siguientes licitaciones petroleras. A priori podríamos esperar que haya muchas ofertas en la primera fase, pues los campos de aguas someras producen petróleo cuyo costo oscila entre 7 y 20 dólares por barril. Habrá también interés por los yacimientos no convencionales más atractivos de las fases siguientes. Asimismo, el interés disminuirá en los campos de shale y de aguas profundas, que requieren costos más altos, planeación de largo plazo y precios altos de petróleo. Por todo ello se ha comentado que la Ronda 1 será un éxito si muchas empresas pujan por todos los campos de la convocatoria.

Sin embargo, los precios bajos del petróleo sí influyen en las expectativas para esta Ronda. Banamex ha considerado que existirá un “menor impulso en la inversión derivado directa e indirectamente de una reforma energética debilitada y de una menor confianza empresarial… Actualmente anticipamos un menor interés en las etapas iniciales de la reforma energética, no sólo por el recorte de gastos en capital de las compañías internacionales de petróleo, sino también por el alto costo de recuperación asociado a la mayoría de los proyectos incluidos en la Ronda 1”. (Banamex, 2015)

 

Reto 2: legislación en materia de transparencia

El pasado 7 de febrero venció el plazo para la aprobación de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, por la que no hubo acuerdo en su respectiva comisión. Uno de los factores para su falta de aprobación fue la modificación de 82 artículos a la iniciativa, argumentando motivos de seguridad nacional en varios de ellos. Uno de estos cambios es la eliminación del requerimiento para revelar contratos, permisos, alianzas y asociaciones con fines de exploración petrolera, que hayan sido firmados por el Estado con empresas energéticas. Esta ley tendrá efectos cruciales para la Ronda 1, pero también para el largo plazo. El Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) ya se ha sumado a su discusión, que podría prolongarse unas semanas más. (Becerra, 2015)

 

Reto 3: concesiones por negociación y flexibilidad en los contratos

De acuerdo con el sitio de avances de la Ronda 1, existen 38 empresas que han mostrado su interés en el proceso a través de aclaraciones y solicitudes de acceso al Cuarto de Datos, que es la información confidencial que Pemex tuvo que compartir. De las 38 empresas, 26 han solicitado acceso al referido Cuarto de Datos, de las cuales 22 han sido aceptadas para adquirirla. (Secretaría de Energía, 2015)

Entre dichas empresas se encuentran algunas de México, seguidas por las de Estados Unidos, Holanda y Colombia, así como Reino Unido, Indonesia, India, Japón, Brasil, Portugal, Rusia y Francia. Sin embargo, ha llamado la atención que al corte apenas 7 han pagado los 5.3 millones de pesos que cuesta el Cuarto de Datos. No sólo se trata de que ya transcurrió una cuarta parte del valioso tiempo para presentar la propuesta final, sino también hay que recordar que el concurso es por 14 áreas. Si hoy cerrara la convocatoria, no habría garantía de al menos un proveedor diferente para cada área.

Aunado a lo anterior, los términos y restricciones de los contratos fueron especificados hace meses. Los más importantes para las empresas petroleras son:

  1. Ninguna empresa puede participar en más de un consorcio durante el proceso de licitación.
  2. Las empresas que producen más de 1.6 millones de barriles diarios –las más grandes– no pueden unirse a un consorcio como miembros.
  3. Las compañías o consorcios podrán participar en máximo 5 áreas contractuales por cada licitación. (Comisión Nacional de Hidrocarburos, 2014)

Si bien muchas de estas restricciones, así como algunos términos en los contratos, no le gustaron a las trasnacionales, la baja en los precios del petróleo les refuerza para apretar al gobierno para que sea más flexible en los términos y las regulaciones. Una petición pasaría por quitar los límites al número de áreas de concurso y cambiarlo por un máximo de áreas que se pueden adjudicar por licitación. También se pediría más flexibilidad en la forma de perforar y desarrollar los campos. Igualmente se pediría que los datos técnicos y la información tenga menor precio, y que existan mejores incentivos fiscales –menos cobro por utilidad compartida.

La Ronda 1 tiene que ser exitosa, cumpliendo con el objetivo de conocer cómo se implementarán los reglamentos, así como los términos de los contratos, las estructuras fiscales y el mapa geológico. Si la Ronda 1 no es exitosa, habrá un mal precedente, que daña la imagen de la mimada reforma energética. Con dicho fantasma en el horizonte, muchos analistas coinciden en que probablemente sea el gobierno y no las petroleras el que flexibilice su posición primero.

Además, se ha anunciado que se está estudiando cada área por licitar con mayor cuidado, por lo que se cambiarán los perfiles de algunos campos de aguas profundas, crudo ultrapesado y aguas profundas, favoreciendo el rendimiento económico inmediato y esperando atraer más propuestas.

 

Reto 4: tiempos de implementación

El respeto a los tiempos de implementación por parte del gobierno y otros actores de la reforma ha estado sujeto al escrutinio internacional, y continuamente recibe elogios. Sin embargo, con los elementos al corte habrá que encontrar respuesta a las preguntas “¿por qué hay interés de las empresas, pero no todas han tenido una actuación comprometida?, ¿se deberá a los precios del petróleo o existen factores económicos, técnicos o de otro tipo?” Por lo pronto podemos anticipar que o bien podrían aglutinarse los interesados en los últimos días antes del cierre, o veremos una primera fase descolorida.

Extrañamente se están alineando factores que invitan a ampliar las fechas límite para presentar propuestas a la licitación, del orden de semanas a meses. La extraordinaria amabilidad y disposición de los funcionarios gubernamentales hacia las trasnacionales, nunca antes vista, ha garantizado una constante comunicación para realizar cambios sobre la marcha. Ampliar los tiempos de concurso beneficiaría al gobierno, dando mejores garantías para asegurar que la Ronda 1 sea exitosa, al tiempo que recibiría propuestas más suculentas. Pero también beneficiaría a las empresas privadas, pues podrían ampliar su acceso a capital de inversión, hoy golpeado por el precio del crudo, y aprovecharían el costo-oportunidad actual.

 

Conclusión

Con un ojo puesto en la implementación de esta apertura y otro en las inminentes elecciones intermedias, las próximas semanas serán vitales para hacer un mejor corte de la salud de la reforma energética. Es innegable que la administración actual ha apostado su legado a esta apertura; su esperanza está en una Ronda 1 exitosa, en que pese más el largo recorrido de implementación que la coyuntura económica actual. A sabiendas que la baja en la producción petrolera nacional de la última década continuará al menos hasta el 2017 y que la reforma energética alcanzará su madurez hasta dentro de unos 8 años, lo que conviene es armarse de paciencia.

 

Trabajos citados

– Banamex. (15 de enero de 2015). México y los Precios del Petróleo: Impactos y Coberturas. Obtenido de Marco Mares.
– Becerra, B. (7 de febrero de 2015). No hay acuerdo para pasar la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Obtenido de Organización Editorial Mexicana.
– Comisión Nacional de Hidrocarburos. (11 de diciembre de 2014). Bases de Licitación para la Adjudicación de Contratos de Producción Compartida para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos en Aguas Someras – Primera Convocatoria. Obtenido de Ronda 1, Licitación CNH-R01-L01/2014.
– Secretaría de Energía. (6 de febrero de 2015). Avances del Proceso de Licitación al 6 de febrero de 2015. Recuperado el 17 de febrero de 2015, de Ronda 1. Aguas someras – Primera Convocatoria. Licitación CNH-R01-L01 / 2014.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @jarreolar

Facebook: Javier Arreola

Página personal: Javier Arreola

Página web: AILUM

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Quién nos alimentará en 2050?
Por

Todo parece indicar que la población mundial rebasará las 9,200 millones de personas en menos de 40 años. ¿Qué agrotende...