La falsificación de firmas de cinco funcionarios de la Sedatu habría permitido desviar en 2016 cerca de 600 millones de pesos en convenios con universidades, como parte de la estafa maestra.

De acuerdo al diario Reforma, fueron falsificadas las firmas de José Antolino Orozco, titular de la Unidad de Políticas, Planeación y Enlace Institucional de Sedatu; de Armando Saldaña, director General de Ordenamiento Territorial; de Enrique González Tiburcio, subsecretario de Ordenamiento Territorial; de Juan Manuel López Arroyo, coordinador de asesores del Subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda y de Javier Arrambide, director de Operación de Programas de Delegaciones.

La firma de Antolino Orozco fue utilizada en dos convenios con la Universidad Politécnica de Chiapas por 206 mdp; la de Armando Saldaña, en un convenio que presuntamente firmó con la Universidad Politécnica de Hidalgo “Francisco I. Madero” por 187 mdp; la de González Tiburcio la usaron también en un convenio con la universidad hidalguense por 185.8 mdp; la de López Arroyo fue falsificada en ampliaciones de convenios con una universidad de Comalcalco y la de Javier Arrambide en convenios con una universidad de Quintana Roo de los que no se especificaron los montos.

Los casos de González Tiburcio y Armando Saldaña sí fueron consignados tras investigaciones de la Procuraduría General de la República (actual Fiscalía).

PUBLICIDAD

Te recomendamos: 

Revelan desvío de fondos en Conacyt incluso mayor a la ‘estafa maestra’

 

Siguientes artículos

Ecuador acude al FMI para evitar crisis económica
Por

El país sudamericano alcanzó un acuerdo de financiamiento por unos 4,200 millones de dólares (mdd) con el FMI.