Pocas franquicias han logrado superar el paso del tiempo con tanta gracia como Call of Duty. Cada entrega anual ha conseguido ser un éxito de ventas apoyada sobre la base de una fórmula que se ha convertido en toda una tradición.

Con Call of Duty: World War II, el título de 2017, regresamos a las trincheras de la Segunda Guerra Mundial, y lo hacemos en Full HD y con HDR, con un realismo y un detalle que era un sueño cuando el primer título de la serie llegó al PlayStation en 2003.

El modo campaña de COD: WWII, que se desarrolla durante poco más de 5 horas, comienza con el desembarco en Normandía, en los últimos días de la batalla, y nos lleva por un avance lento y doloroso por el territorio francés y alemán que culmina en la liberación de los campos de concentración nazis.

Para quienes seguimos los juegos ambientados en la contienda desde Medal of Honor (cuyo equipo de desarrollo colaboró en la creación del primer Call of Duty), el modo Campaña de COD: WWI es un sueño hecho realidad. Un nivel de realismo y versatilidad que te mete en las trincheras hasta las rodillas mientras combates a los alemanes bajo las órdenes del sargento William Pierson (interpretado por Josh Duhamel en su papel de líder desquiciado), ya sea con un lento avance a pie, a bordo de un tanque o un jeep, o enfrentando a la Luftwaffe con un cañón antiaéreo.

PUBLICIDAD

A pesar de estar ubicada en un escenario conocido por los fans de la franquicia, esta entrega resulta un respiro luego de la futurista Call of Duty: Intinite Warfare, que experimentó con ingredientes extra que daban la sensación de estar jugando algo ajeno a la serie.

Además, como es ya una tradición, puedes extender esa misma experiencia a los distintos modos de juego en línea, incluyendo uno nuevo denominado War, que te mete alternadamente en un equipo de las fuerzas del Eje y de los Aliados para defender y atacar bunkers y puentes mientras intentas avanzar para alzarte con la victoria. El nivel de versatilidad y dinamismo del modo es quizá uno de los mayores aciertos del título y es un extra que por sí solo vale la pena tu tiempo.

El otro gran atractivo de COD: WWII es, obviamente, modo Zombie, que te da doble razón para meter una bala en la cabeza de un Nazi producto de experimentos fallidos ordenados por el Führer, pero, cuidado, cada zombie eliminado hace el juego más complicado, así que elige sabiamente cuándo matar y cuándo huir.

 

Siguientes artículos

tecnología-digital
Bajío, una clara muestra de la transformación digital
Por

La zona se ha convertido en la pista de aterrizaje no solo de armadoras y automotrices, sino de tecnológicas que esperan...