Un teléfono con pantalla curva podría sonar a un fraude mercadológico más, pero esta phablet tiene más cualidades que su inusual aspecto.

 

No voy a mentirles, lo primero que pensé cuando vi por primera vez el Galaxy Note Edge de Samsung fue que se trataba del mismo modelo de muñeca pero esta vez con un sombrero coqueto, algo que sólo los muy fans de la marca o los coleccionistas comprarían. Error, después de probarlo durante un par de semanas me quedó claro que ésta no es una simple aberración gestada en las entrañas del departamento de Marketing (como el G Flex de LG), la función del borde en la pantalla no sólo es estética, también cumple una función muy clara.

No obstante, no tengo sólo halagos para la phablet más reciente de Samsung, la que también tiene fallas, unas muy graves. He aquí mis impresiones:

PUBLICIDAD

 

Lo bueno

Continuidad: El Note Edge es básicamente un Galaxy Note 4 (nuestro tabletófono favorito de 2014) con un borde curvo en la pantalla. Punto para Samsung, que con su phablet lanzó uno de los mejores teléfonos de pantalla grande de su generación.

Pantalla: Lo mejor del Edge, su display Super AMOLED de 5.6 pulgadas con una densidad de 524 pixeles por pulgada tiene 160 pixeles adicionales de ancho, ubicados en el borde curvo del costado derecho (¡más pantalla para todos!).

Edge: De entrada, el borde es una extensión de tu display, uno que puede ser usado para tener más a la mano un menú personalizable con tus apps favoritas. A diferencia de los menús tradicionales ubicados en la base de la pantalla, es posible agregar más funcionalidades a la barra, en la que además se muestran todas las notificaciones. Las interrupciones seguirán ahí, pero al desplegarse en un costado resultan menos intrusivas. Aún no está claro cuán atractivo resultará para los desarrolladores de apps trabajar en funciones compatibles con la barra Edge, pero todo parece apuntar a que Samsung extenderá el borde curvo a más teléfonos de su línea Galaxy, entre ellos el S6 que será presentado a principios de marzo en Barcelona, aumentando el incentivo para los desarrolladores.

edge_5

Diseño y acabados: Junto con el iPhone 6 plus y el Note 4, la Edge es la phablet con mejores materiales y mejor diseño. Insisto: Estos galaxies lucen premium a pesar de sus acabados imitación piel.

edge_6

Batería: Los 3,000 mAh de capacidad de su pila son un poco menos que los que trae el Note 4, pero suficientes para no tener que recargarlo en todo un día, y aun si tienes que hacerlo, su cargador rápido reduce los tiempos de espera para volver a ponerte en movimiento.

Rendimiento: El Edge es un equipo potente. Tiene un procesador Qualcomm de 4 núcleos y 3 GB en RAM y cuenta con 32 GB de almacenamiento interno expandible 128 GB más a través de una tarjeta Micro SD.

Cámaras: La cámara principal, de 16 MP, está casi a la altura del S5 y el Alpha, los otros modelos premium de la línea Galaxy, es capaz de grabar video en UHD (4K) y cuenta con estabilizador óptico de imagen. Sin embargo, la que destaca entre la competencia es la cámara frontal de 3.7 MP. Selfie time.

Seguridad: Al igual que el Alpha, el S5 y el Note 4, el Edge cuenta con lector de huellas digitales para su desbloqueo y para el pago con PayPal. Tus datos (y los del trabajo) también estarán protegidos gracias a la plataforma Knox.

Interfaz más ligera: ¡Por fin! Al igual que con el Note 4, Samsung ha aligerado la capada de personalización de su versión de Android. Aún no se trata de una versión pura del sistema operativo de Google (como el usado por Motorola), pero sí está libre de la gran mayoría de las apps de Samsung y de Telcel con las que sus usuarios han tenido que aprender a vivir hasta ahora.

 

Lo feo

Zurdos, absténganse: El Galaxy Edge es un teléfono de pantalla GRANDE, lo cual dificulta su uso con una sola mano a pesar del modo amigable. La barra es una buena idea y la ubicación del menú pone todo a tu alcance siempre y cuando seas diestro. En caso de que tu mano dominante sea la izquierda, Samsung pensó en una solución que resulta torpe y poco práctica: Una función permite que la pantalla gire 180 grados, colocando el menú al alcance de los zurdos, pero ese modo implica la aparición de un menú de navegación (tres botones virtuales de home, back y aplicaciones activas) el cual es colapsable. Si crees que eso no es precisamente lo más estético, intenta tomar una fotografía con la cámara principal (sorpresa, tu mano estorba al objetivo) o peor aún, una selfie. Se estima que el 10% de la población mundial es zurda, ni una sola persona de ese demográfico comprará un Edge.

Modo para diestros y zurdos. Buena suerte al intentar hacer una llamada con el teléfono de cabeza.

Modo para diestros y zurdos. Buena suerte al intentar hacer una llamada con el teléfono de cabeza.

Un argumento torcido: Existen explicaciones técnicas y científicas que contradicen las afirmaciones hecha por Samsung y LG con respecto a que sus pantallas curvas ayudan al ojo a adaptarse mejor a la imagen, y no, tampoco hacen que el espectador se sumerja más en la experiencia. Me parecería más honesto que sólo resaltaran el nada despreciable hecho de lograr producir una pantalla curva es un avance tecnológico, si no muy útil, sí muy cool.

 

Lo que a algunos les encanta

S Pen: Además de la pantalla, el stylus integrado es el gran diferenciador del Edge, sin embargo, aunque se agradece su inclusión en el equipo y su gran precisión, su funcionalidad es más un divertimento que una verdadera herramienta, algo que también podríamos decir de la función multitarea.

 

Lo equis

¿En realidad alguien usa el sensor de ritmo cardiaco? ¿Qué tal la función multitarea? Sospecho que no, pero al menos están ahí para quien las quiera.

 

Balance

El Edge es un equipo de edición limitada (aunque Samsung declinó revelar el número de unidades que traerá a México y hasta el momento ha vendido más de 640,000 a nivel global), que si bien no resulta revolucionario, sí es un buen ejercicio de experimentación, uno que ha logrado refrescar una línea de telefonía inteligente que parece estancada en la competencia por más poder de procesamiento, más megapixeles o mayor almacenamiento.

La etiqueta de 15,400 pesos podría resultar excesiva para algunos, pero se encuentra dentro de la gama de precio de la categoría premium. Si te gustan los equipos grandes, de prestaciones robustas, con un toque diferente y no eres zurdo, definitivamente deberías considerarlo.

 

Especificaciones técnicas:

  • Peso: 174 gramos
  • Dimensiones: 151.3 x 82.4 x 8.3 mm
  • Procesador Qualcomm Snapdragon de 4 núcleos a 2.7 GHz
  • Memoria RAM de 3 GB
  • Memoria interna de 32 GB con ranura de expansión para MicroSD de hasta 128 GB
  • Cámara de 16 megapixeles con flash LED
  • Grabación de video en Ultra HD (2160p a 30fps, 1080p a 30fps y 720p a 60fps)
  • Cámara secundaria de 3.7 MP
  • Pantalla Quad HD de 5.6 pulgadas (524 ppi)
  • Bluetooth 4.0
  • Lector de huella digital
  • Google Android 4.4.4 (KitKat)
  • Compatibilidad con redes GSM, 3G y 4G LTE
  • SIM: Micro SIM
  • Batería de 3,000 mAh
  • Disponible en negro y blanco

 

Más imágenes:

edge_1 edge_2 edge_3 edge_4 edge_7 edge_8

Algunas imágenes capturadas con el Edge (clic para ampliar):

edge_3 edge_2 edge_4 edge_5

 

Siguientes artículos

Los autos más deseados
Por

Nos gusta la velocidad, pero no sólo de km/h vive el mundo automotriz. Hay máquinas que obsequian al conductor mucho más...