No, tener poco dinero para un smartphone ya no significa salir de la tienda con un teléfono de juguete. Con el Moto G Motorola inaugura una nueva categoría que difumina las gamas.

 

¿Recuerdan esos tiempos en los que tener poco dinero para un celular significaba aspirar sólo a un equipo con una pantalla diminuta que sólo servía para hacer y recibir llamadas? La era del teléfono-cajita de chicles ha quedado atrás con el Moto G, un smartphone de gama media a precio de gama baja.

Hace unos días hablamos en Forbes del Moto X, el mejor teléfono inteligente con sistema operativo Android que se puede comprar actualmente en México, si no quieren desembolsar 9,000 pesos por él, bien podrían optar por el G, que vale menos de una tercera parte y tiene la mitad de sus prestaciones. El 30% del precio por el 50% del equipo suena como un buen trato.

PUBLICIDAD

El Moto G tiene una experiencia de Android puro, la interfaz es simple, directa y libre de aplicaciones innecesarias de terceros que corre sobre un procesador Qualcomm Snapdracon 400 de 4 núcleos a 1.2 GHz y 1 Gb en RAM, lo cual resulta más que suficiente para realizar cualquier función que se le pida.

Usualmente la experiencia con equipos de gama baja resulta limitada y frustrante dadas sus pobres prestaciones, pero el G demostró ser bastante eficiente reproduciendo fotos, videos y videojuegos, así como realizando la transición entre aplicaciones.

Una de las cosas que más apreciamos de este equipo luego de varios días de prueba es su batería, bajo condiciones normales una carga le duró más de 48 horas. Considerando que el uso implicó la activación el uso intensivo del GPS en una app de navegación durante al menos 4 horas, la consulta recurrente de redes sociales y alrededor de dos horas totales de conversación, su rendimiento es simplemente sorprendente.

El Moto G cuenta con una pantalla HD de 4.5 pulgadas con Corning Gorilla Glass, cámara principal de 5 megapixeles y secundaria de 1.3, que si bien no tiene una respuesta tan rápida ni una sensibilidad competitiva bajo condiciones de luz demandantes, sí se desempeña de manera solvente con buena iluminación.

Uno de los pocos aspectos que nos parecen menos afortunados es el del giroscopio, que es demasiado sensible y rota la pantalla cuando la inclinación no es tan pronunciada, algo que resulta un tanto incómodo pero a lo que no es tan complicado acostumbrarse.

Es un equipo ligero y resistente al que además se le puede cambiar la cubierta trasera de plástico, negra de paquete, por una gama de seis colores que además están disponibles en una funda inteligente que protege al teléfono.

El G está cargado con Android Jelly Bean y el compromiso de Motorola es mantenerlo siempre actualizado. El update a KitKat se espera, a más tardar, para finales de enero de 2014.

En resumen, en función de su precio el Moto G es un equipo que lo tiene todo y muy probablemente superará las expectativas de sus usuarios. Se trata de un equipo que inaugura una nueva categoría en la que se difuminan las gamas en beneficio del consumidor. Sin duda un acierto de Motorola.

En México puede conseguirse la versión de 8 GB por 2,799, y la de 16 GB por 3,299. El almacenamiento es limitado, pero Google ofrece 50 GB de almacenamiento en la nube.

pinksmartcoverbox

Especificaciones técnicas:

• Peso: 143 gramos
• Dimensiones: 129.9 x 65.9 x 11.6 mm
• Procesador Qualcomm Snapdragon 400 a 1.2 GHz
• Memoria RAM de 1 GB
• Memoria interna de 8 o 16 GB sin ranura de expansión
• Cámara de 5 megapixeles
• Grabación de video en HD (720 p)
• Pantalla HD de 4.5 pulgadas con Corning Gorilla Glass 3
• Bluetooth 4.0
• Google Android 4.3 (Jelly Bean)
• Compatibilidad con redes GSM y 3G

 

Siguientes artículos

Estandarización e internacionalización, siguiente paso de las Pymes
Por

Procesos bien establecidos y proyección en el exterior son dos pasos importantes para la expansión de una Pyme. ¿Cuáles...