La segunda versión del teléfono que marcó el resurgimiento de Motorola ha recibido un lifting en casi todos los lugares adecuados, pero ¿es el mejor Android del año?

 

Los meses en los que Motorola fue propiedad de Google pasarán a la historia como la era dorada del resurgimiento de la compañía. Durante ese periodo la firma creó el smartphone que marcó su regreso a las grandes ligas: el Moto X.

Un año más tarde, y ahora bajo el paraguas del fabricante chino Lenovo, Motorola intenta repetir el éxito renovando su ya emblemático modelo. Como es de esperarse, el Moto X de segunda generación representa una mejora respecto a su predecesor, pero ¿logrará dar la campanada una vez más?

 

Lo bueno

Diseño y materiales: El nuevo Moto X tiene un cuerpo de aluminio cepillado, Gorilla Glass y plástico que le dan un carácter decididamente elegante y que lo meten de lleno en la gama alta. A diferencia del modelo de 2013, que tenía un cuerpo de policarbonato, éste luce y se siente como un equipo premium que mantiene su línea curva en la parte trasera, facilitando el agarre con una mano. También resulta obvio el cuidado que puso Motorola en los detalles, como en botón de encendido que ahora tiene textura, o en sus esquinas curvas o las bocinas frontales con detalles en metal que evitan que la pantalla se raye.

Personalización: México es uno de los tres países en el mundo que tienen acceso a Moto Maker, la herramienta de personalización del Moto X. Plástico, madera, cuero, tú eliges los materiales y también los colores sin tener que pagar más.

Display: A pesar de que Jim Wiks, el diseñador en jefe de Motorola (creador también del Moto 360) dijo en 2013 que las 4.7 pulgadas del Moto X original eran el tamaño ideal de un smartphone, la versión 2014 creció a 5.2 pulgadas para dar gusto a un mercado que así lo exige. Aunque la diferencia no es tan evidente a la vista, sí obliga a usar ambas manos para acceder a algunas funciones, pero se puede vivir con ello y el cambio se compensa con su nuevo display full HD que tiene una densidad de pixeles por pulgada de 424 (frente a los 312 de la versión 2013) y entrega una imagen mucho más nítida y colores más vibrantes.

Funciones inteligentes: El Moto X ahora reconoce cuando estás mirando la pantalla y evita que se apague o la pone en reposo según sea necesario y además reacciona a tus movimientos sin necesidad de tocar la pantalla, de forma que puedes ver tus notificaciones o rechazar una llamada con sólo pasar la mano frente al display. Sacudir el teléfono dos veces para encender la cámara sigue siendo nuestra función favorita.

Poder: El procesador quadcore Qualcomm Snapdragon a 2.5 GHz es casi un estándar para los equipos de la categoría en la que compite este Moto X, y sus 2 GB en RAM lo colocan en la carrera por los más poderosos del mercado.

Precio: 5,999 pesos es una gran oferta.

SO: Motorola ha decidido mantener la versión de “Android Puro” en su nueva generación de teléfonos. Se agradece que evite recargar el sistema operativo con aplicaciones innecesarias y dejar que sea el usuario quien tenga el control.

 

Lo malo

Almacenamiento: Quizá la spec más triste, la falta de una ranura de expansión de almacenamiento sólo se entiende en países desarrollados como Estados Unidos, donde el acceso a la red es prácticamente permanente y tiene un bajo costo, lo que le da sentido al uso de la nube para almacenar contenido o consumirlo, pero no en México. Limitar a los usuarios a 16 o 32 GB le gana al Moto X su primera espantosa equis.

Cámara: Si bien su resolución pasó de 10 a 13 MP y la calidad de las imágenes ha mejorado un poco, la función de autofoco sigue siendo pobre frente a otros equipos de la gama, particularmente en condiciones de poca luz (no, ese LED dual no hace diferencia alguna). Este modelo ya permite grabar video en 4K, pero con poco espacio dónde ponerlo resulta un contrasentido.

Batería: Una de las razones por las que el Moto X original tenía un display de 4.7 pulgadas era que ése era el tamaño máximo en el que podía usarse una resolución HD (720 x 1280) sin que el ojo notara mucha diferencia frente a una full HD (1080 x 1820), lo cual reducía significativamente el consumo de energía. La edición 2014 no sólo tiene mayor resolución, también es más grande, pero no ocurre lo mismo con la batería, que pasó de los 2,200 mAh a los 2,300. Sí llegas al final del día, pero ahora debes estar más consciente de que necesitarás llevar contigo el cargador.

 

Lo feo:

“Ok, Google Now”: A pesar de que muestra algunos avances, el asistente de voz aún no logra ser realmente útil.

 

Balance

En nuestro recuento de teléfonos inteligentes de 2013 elegimos al Moto X como el mejor smartphone del año por considerar que era refrescaba una oferta relativamente estacada. Sus mejoras en diseño, sus especificaciones técnicas y especialmente su precio lo mantienen como una gran opción para aquellos que busquen renovar su Moto o hacer el cambio de sistema operativo o marca. ¿Repetirá como el mejor? ¿Ustedes qué opinan?

 

Especificaciones técnicas:

  • Peso: 144 gramos
  • Dimensiones: 140.8 x 72.4 x 10 mm
  • Procesador Qualcomm Snapdragon de cuatro núcleos a 2.5 GHz
  • Memoria RAM de 2 GB
  • Memoria interna de 16 o 32 GB sin ranura de expansión
  • Cámara de 13 megapixeles
  • Grabación de video en Ultra HD (2160p a 30fps, 1080p a 60fps y 720p a 120fps)
  • Cámara secundaria de 2 MP
  • Pantalla Full HD de 5.2 pulgadas
  • Bluetooth 4.0
  • Google Android 4.4.4 (KitKat)
  • Compatibilidad con redes GSM, 3G y 4G LTE
  • SIM: Nano SIM
  • Batería de 2,300 mAh
  • Disponible en blanco y negro, o en miles de combinaciones a través de Moto Maker
motox_4 motox_1 motox_0 motox_7 motox_2 motox_3 motox_5

He aquí algunas imágenes capturadas con el Moto X, da clic en ellas para ver la original en Flickr o checa el álbum completo.

13 2 4
 

Siguientes artículos

La autoregulación en la protección de datos personales
Por

Conoce qué son y cómo operan los Esquemas de Autorregulación Vinculante como una forma más sencilla y fácil de cumplir c...