Francia no es conocida por su gran tradición en la fabricación de equipo de audio, pero Parrot quiere cambiar esa concepción. Y va en muy bien camino.

 

Es cierto que Parrot no es precisamente el primer nombre que viene a la mente cuando pensamos en audífonos (aunque es muy probable que hayas visto sus drones por ahí), pero eso no impidió al fabricante francés impresionar al mundo cuando presentó sus audífonos inalámbricos Zik en 2013. Este año volvió a hacerlo con una actualización de su modelo, más ligero, con mejores acabados y una app renovada.

PUBLICIDAD

 

Pros

Gran calidad de sonido, un diseño más cuidado, materiales premium de verdad y una app que permite una configuración absoluta de tus preferencias.

Contras

Controles táctiles ultra sensibles, dimensiones no aptas para tallas grandes y una corta capacidad de la batería.

Balance

Si buscas unos audífonos de gran calidad y que su diseño sea además una declaración de intenciones, es muy probable que los Zik 2.0 sean para ti. Su precio (de unos 6,000 pesos) puede ser elevado, pero está en línea con otros productos de la categoría, como los B&O, Beats o Bose, y definitivamente vale la pena.

parrot_2

 

 

He aquí nuestras impresiones a detalle:

Fidelidad. Ya sea que los uses en su modo inalámbrico o prefieras conectarlos a tu compu o teléfono a través del cable, los Zik 2.0 entregan un espectro completo de gran fidelidad y detalle. ¿Quieres definición? Este par tiene integrado un convertidor de audio digital de 24 bits y 192.kHz, así que puedes usarlo con ese costosísimo Walkman Sony (o con tu Galaxy Note 3, S5 o S6, que sí soportan los 24 bits). Además, si eres fan de los decibeles, definitivamente tienes que probar la modalidad wireless, pero ten cuidado de no lastimarte porque esos perros sí muerden.

Aislamiento. Es genial. Las esponjas en los cascos de este modelo dejan buena parte del ruido ambiental fuera, pero el sistema de reducción activa de ruido (ANC) se vale no de uno, sino de 4 audífonos para compensar las fuentes de sonido provenientes del exterior y balancear el sonido dentro. Si como yo has tenido la desgracia de intentar trabajar en una ajetreada sala de espera mientras esperas tomar un avión agradecerás la calidad de su ANC.

Batería. Con poco más de seis horas de autonomía en su modalidad wireless, esta función está lejos de ser sorprendente. Si quieres extender su duración puedes usar el cable para tener el feed de audio y usar sólo el ANC, en cuyo caso puedes tener hasta 16 horas de funcionamiento. El lado positivo es que puedes cambiar la pila de manera súper fácil. El casco izquierdo tiene una tapa magnética que da un rápido acceso a ella.

Diseño y materiales. La línea Zik es producto de la imaginación del célebre diseñador industrial francés Philippe Starck (pueden ver más sobre su trabajo, aquí). Sus líneas simples y lo delicado de sus trazos le dan un carácter único, y la combinación de cuero (disponible en seis colores) y aluminio cepillado los convierten en un accesorio para aquellos más interesados en la moda. Los Zik 2.0 son compactos y muy ligeros (270 gramos, 80 menos que sus predecesores), pero si quieres llevarlos de viaje, quizá quieras adquirir un case rígido, porque la bolsa de tela que viene incluida en el paquete no servirá de mucho para protegerlos.

Ajuste. Estos Parrot se adaptan a la forma de la oreja, cubriéndola casi por completo. La mayoría de los usuarios no tendrá problema en encontrar el ajuste perfecto en algún punto entre los cinco puntos de extensión entre los auriculares y la diadema, pero habrá algunos, los de mayores dimensiones, que podrían no hacerlo. No me considero un tipo grande –mido 1.80–, pero el tamaño de mi cabeza quizá sí esté por arriba del estándar, luego de semanas de pruebas comprobé que alguien de talla más grande que yo podría encontrarlos incómodos, dado que la distancia máxima entre la diadema y el auricular podría provocar que el lóbulo de la oreja quede aplastado por las esponjas. Si mides 1.90 o eres de mi club, quizá deberías probártelos antes de comprar.

Controles. En el casco derecho hay un panel táctil que te permite subir y bajar el volumen, controlar las pistas de música o responder llamadas. Al igual que el resto de los audífonos con controles táctiles, la experiencia no siempre es la mejor. En el caso de estos Parrot mi problema no es con la interfaz, pues la interacción es clara y simple, sino con la extrema sensibilidad del panel. Hay ocasiones en las que sólo quieres ajustártelos y terminas pausando el track o terminando la llamada con un simple roce de la superficie. No es un problema significativo, pero acostumbrarse a ello toma un poco de tiempo. Por otra parte, algo que siempre se agradece y encontramos de gran utilidad es la función de autopausa cada vez que te quitas los audífonos. Bien ahí.

App. La personalización en la palma de tu mano. Enciende o apaga la función de cancelación de ruido, comprueba cuánto le queda de carga a la batería, decide cómo quieres que suene tu música y guarda tus distintos perfiles para distintos géneros o descarga los creados por otros usuarios de Parrot –incluidas algunas celebridades, como Lou Reed–.

app

Precio. Aún no hay precio definitivo para México, pero en Europa se venden a partir de 349 euros (unos 6,000 pesos.

 

Más imágenes:

parrot_10 parrot_9 parrot_8 parrot_7 parrot_6 parrot_5 parrot_4 parrot_3

 

Siguientes artículos

Improvisación: la clave de un plan financiero exitoso
Por

Para definir una meta alcanzable de manera exitosa, la clave es aceptar que los puntos de inflexión no serán tal como lo...