Hace apenas unas semanas, la compañía japonesa llegó a México con una línea de cámaras mirrorless, resistentes al polvo y la humedad, y listas para competir en el mercado de formato medio.

 

Por Julio Hernández*  

 

Varios fotógrafos mexicanos de generaciones pasadas veían en Pentax una marca confiable y de calidad, que no obstante su popularidad, dejó de tener presencia en nuestro país durante una larga temporada, hasta ahora.

Pentax es una marca de Ricoh, la empresa japonesa tecnológica especializada en equipos de impresión e imagen, y ha vuelto a México con una apuesta de cinco modelos de cámaras mirrorless de formato medio, entre las que probamos la K-5 II.

Para empezar debo decir que hace años que no tenía una cámara Pentax en mis manos, ni siquiera sabía que esta marca continuara en el mercado de cámaras reflex, y el verla me sorprendió mucho. Me sorprendió que físicamente se sintiera tan robusta —a diferencia de las cámaras de ese misma gama en marcas como Canon y Nikon—, que sus mandos y arillos de velocidad y diafragma se encuentren tan cómodamente bien ubicados para una mejor operación de la cámara. Esto último, en especial, sólo lo encuentras en cámaras profesionales, y eso, me parece, le da una palomita a Pentax.

El peso de la cámara siempre ayuda en su manejo y estabilidad, y la K-5 II se siente muy equilibrada en esta relación peso-tamaño.

 

Bien por los pixeles, mejor por el sensor

Algo que ahora se toma en cuenta siempre son los megapixeles que las cámaras tienen, pero más allá de eso, lo que se valora mucho en el medio es cómo éstos responderán ante condiciones difíciles de iluminación, que es cuando tenemos que elevar nuestro nivel de ISO para poder fotografiar en condiciones de escasa luminosidad. En este sentido, la cámara responde perfectamente cuando elevamos el nivel ISO a 6,400 (máximo sin forzar); se aprecia muy poco ruido en la imagen, lo que nos permite hacer buenas fotos con poca luz, o elevar nuestra velocidad de disparo y capturar de mejor manera imágenes en movimiento, lo cual compensa en ese sentido la poca luminosidad con que cuenta su lente zoom. Otra palomita. 

 

A media tabla

El tamaño de la pantalla, el número de megapixeles, los filtros con que cuenta, el sensor, el número de disparos por segundo que maneja, los programas de exposición, la calidad del video, por decir los más comunes, son valores que no varían mucho en comparación con sus competidores, por lo que no se distingue particularmente de ellos.

En cuanto al formato, la cámara puede capturar imágenes en .raw y .jpeg, ya sea en archivos por separado o bien en la combinación de ambos. Esto puede no ser ninguna novedad en las cámaras de esta gama; sin embargo, si piensas lograr imágenes profesionales es algo que siempre debes contemplar, así que ahí está compitiendo por un mercado más profesional.

Pero a pesar de tener esta característica necesaria para la producción de imágenes que profesionalmente se puedan manipular en un rango mucho más amplio de posproducción, el que su formato de archivo sólo pueda ser leído por el software que incluye en la cámara es un lío, ya que el software, si bien puede usarse fácilmente, no es muy familiar para quienes usamos los programas más comunes como Photoshop, Lightroom y Bridge, los cuales ni siquiera reconocen los archivos .raw que produce esta cámara. Tache GRANDE.

 

Áreas de oportunidad

Hay dos cosas muy importantes que Pentax puede mejorar:

1. Que su pantalla sea fija, lo cual la pone por debajo de los productos de Canon, Nikon y Sony en esa gama.

2. Pentax ya cuenta con un centro de servicio en México, pero aún no hay información disponible en línea para los usuarios (la gente de Pentax nos informó que están por lanzar el portal web de la marca), sin embargo, si algo hemos aprendido es que una mayor cobertura y presencia brinda a los consumidores la confianza de que cualquier desperfecto será solucionado de forma más sencilla. Cosas como ésa hicieron en algún momento que Canon estuviera encima de Nikon. Sólo resta esperar para ver cómo evoluciona este apartado.

 

Balance

En general, me parece que es una buena cámara en la gama que se maneja, que podría competir con otras marcas, excepto en las cuestiones ya mencionadas, pero que al mismo tiempo no está ofreciendo aún un desarrollo mayor si es que quisieras seguir siendo fiel a la marca. Es decir, si eres un fotógrafo que está iniciando y que busca convertirse en profesional, no podrías quedarte con Pentax; tendrías que pensar en invertir de nuevo en lentes, cuerpo y accesorios, cosa que en las marcas competidoras está solucionado, pues sus lentes y accesorios son compatibles en casi todas sus cámaras.

 

Principales características:

• Sensor CMOS APS-C 16.3 MP de alta resolución estabilizado.

• Cuerpo de acero y carcasa de aleación de magnesio con 77 juntas selladas.

• Video Full HD para clips de alta calidad

• Sensibilidad ISO hasta 51200

• Módulo SAFOX X AF sensible para un AF más preciso.

• Formatos de imágenes físicas: raw (pef, dng), jpg (exif 2.21), dcf 2.0 compliant, DPOF, PIM III

• Video (compresión): AVI.

• Puertos: USB 2.0 de alta velocidad, AV, HDMI, jack estéreo para micrófono de 3.5 mm, X-sync.

• Ésta y el resto de las cámaras de la nueva línea de Pentax pueden comprarse en tiendas departamentales, tiendas especializadas de fotografía y a través de e-commerce.

 

*Julio Hernández es editor gráfico en Forbes México. Puedes ver parte de su trabajo en la edición impresa de la revista o en nuestro canal de YouTube.

 

Aquí les compartimos algunas imágenes de la K-5 II, así como un par de tomas hechas en estudio:

5 6 4 2 7 1 pentax-2 pentax-3 pentax-4 pentax-1

 

 

 

Siguientes artículos

Reloj, no marques las horas… de insomnio
Por

Un tercio de la población presentará alteraciones del sueño al menos una vez cada año. Pero ¿cuándo es insomnio?  ...