Para ser el primer smartphone de Google, el Pixel resulta ser bastante convencional.

Cuando Google presentó el nuevo hardware diseñado y fabricado bajo su supervisión hace algunas semanas, sus nuevos teléfonos acapararon buena parte de la atención. No era para menos, se trata de un parteaguas en la historia de los esfuerzos móviles de una compañía que ha sabido conquistar al mundo con su sistema operativo. Y a pesar de ello, el Pixel falla en su intento por destacar en el mar de teléfonos inteligentes que inunda al mercado.

No me malinterpreten, el Pixel es un gran equipo, su manufactura es impecable y tiene todo lo que un teléfono premium debe tener (incluido el precio, 649 dólares por el Pixel, 769 por el Pixel XL), un procesador de última generación y una gran cámara, pero eso es algo que también ofrecen otros teléfonos Android de gama alta.

Con Pixel, Google toma una hoja del manual de Apple. Al ser el único modelo con Android Puro —Google ha dicho que por el momento no tiene planes para el futuro de su línea Nexus— y ser manufacturado bajo la supervisión directa de la empresa, el Pixel se perfila para ofrecer lo que el iPhone ha dado a sus usuarios durante casi 10 años: consistencia y confiabilidad en la experiencia de software con un hardware premium.

PUBLICIDAD

¿Vale la pena invertir en él? Aquí lo analizamos.

Pero antes, una nota aclaratoria: La apuesta de Google con este teléfono se enfoca en dos cosas, la simpleza y su asistente virtual, sin embargo, Google Assistant no está disponible en español, por lo que éste es sólo un review parcial, el que actualizaremos una vez que sea liberado en México. Por otra parte, el equipo que probamos es el Pixel, de 5 pulgadas, idéntico en especificaciones al Pixel XL, de 5.5 pulgadas, excepto por la resolución de la pantalla y el tamaño.

pixel_4

Materiales y diseño: Con un cuerpo de aluminio cepillado combinado con Gorilla Glass, la primera reacción que obtienes al mostrar en público un Pixel es “se parece al iPhone”.

Ése es un argumento difícil de debatir. De frente, ambos equipos lucen muy similares, con marcados biseles a los cuatro costados, pero con un área sin aprovechar en la base, en donde el iPhone tiene el botón de inicio.

En el anverso, una placa de cristal intenta —con poco éxito— dotar al equipo de un rasgo distintivo. Más allá, la otra característica propia son sus bordes angulosos y un espesor mayor al iPhone. Éste es un teléfono que se siente sólido y cuya calidad de acabados es irreprochable, pero que de alguna manera opta por el bajo perfil.

El que es probablemente mi detalle favorito es la ubicación del botón de desbloqueo, al centro del anverso, justo donde se esperaría que quedara el índice al sostener el teléfono con una mano. Es una posición mucho más natural que la de otros teléfonos, como el iPhone 7, el Galaxy S7 o los Xperia.

Lee también: Ya puedes comprar el smartphone de Google en México

Cámaras: Quizá el aspecto más destacado del Pixel. Con un sensor de 1/2.3”, apertura f2.0, flash dual y autoenfoque láser, ésta es una de las mejores cámaras en la gama alta. El Pixel es capaz de capturar imágenes de 12.3 megapixeles y video en 4K (2160) @30fps, 1080 @30, 60 o 120 fps y 720 @240 fps.

Aunque el Pixel lo hace muy bien en lo que respecta a velocidad, profundidad de los negros y la intensidad de los colores, el resultado final no es notoriamente distinto del que se consigue con otros modelos de la gama, especialmente con el Galaxy S7 de Samsung, el iPhone 7 o el Nexus 6P o el P9 de Huawei. Pueden revisar algunos ejemplos de imágenes tomadas con el Pixel en el álbum dedicado de nuestra cuenta de Flickr.

30331885320_f4a413f402_z

La cámara frontal es de 8 megapixeles y en este caso no hay novedad en el frente. Cumple con su labor. Aquí no hay flash frontal ni doble dígito en el número de megapixeles.

Rendimiento: Debajo del cofre, el Pixel tiene un procesador Snapdragon 821 de Qualcomm, el estándar en los teléfonos premium este año, con 4GB en RAM y almacenamiento de 32 o 128 GB sin ranura de expansión, al estilo del Nexus.

La combinación de componentes ofrece un rendimiento que se encuentra al nivel del de otros flagships, sin destacar especialmente en ninguna categoría excepto la del RAM, y aun así, esos 4 GB no garantizan tener el teléfono más rápido, como lo sugiere este benchmark.

Pantalla: El display Full HD AMOLED de 5 pulgadas entrega colores de gran intensidad y negros profundos con gran definición. Aun así, si bien supera al iPhone 7 en densidad de pixeles, 441 ppp frente a los 326 del teléfono de Apple, se queda corto ante los 577 del Galaxy S7 de Samsung, por mucho el display más impresionante de la categoría.

Batería: Con capacidad para 2,770 mAh, podrás llegar al final del día con algo de carga, pero no esperes una gran autonomía. Eso sí, con el cargador rápido USB-C puedes tener alrededor de 30% de batería con 15 minutos de conexión.

Sistema operativo: Ya lo hemos dicho antes: Android es un sistema operativo que entrega una experiencia tan buena como —y en ocasiones superior— a la de iOS, así que éste es quizá el aspecto más destacado del Pixel y uno que puede hacer la diferencia en el futuro, a medida que el hardware evolucione y la tan publicitada inteligencia artificial de Google haga su trabajo para aumentar la cantidad de cosas de las que el sistema es capaz.

La gran ventaja del Pixel es que da la oportunidad que todos los fans de Android esperaban: Probar un equipo diseñado para correr este sistema operativo, y el resultado es, en una palabra: simple. Esa simpleza es definitivamente algo bueno, y busca atraer precisamente a quienes han seguido la línea Nexus y huyen a las capas de personalización. Si eres de ellos, serás feliz con un Pixel.

Dado que Google Assistant aún no está disponible en español (Google declinó nuestra solicitud de comentarios sobre una fecha tentativa de llegada a México), al configurar el equipo en inglés puedes tener una idea de su potencia: pedirle que reproduzca una canción o a un artista en específico en una app determinada “Toca a MIA en Spotify”, o “Toma una selfie” son tareas simples que el sistema completa sin problema, así que puedes probar con “¿Qué tengo que hacer mañana?”, pídele que te muestre las fotos de tus últimas vacaciones, que rastree un paquete que esperas (usará la información en tu correo electrónico) o que te lea un poema.

Es cierto, el asistente de Google luce mucho más avanzado que la Siri de Apple (la que se ha estancado notablemente en los últimos años), y ello se debe, en parte, a que tiene acceso a muchos más recursos del sistema y puedes pedirle cosas específicas de aplicaciones que Siri no puede tocar.

Precio: Aunque aún no llega a México de manera oficial, Linio vende el Pixel de 32 GB en 16,999 pesos y el  Pixel XL de 32 GB en 19,499.

 

Balance

Aunque es cierto que ésta es la primera generación del teléfono de Google, me parece que el fabricante optó por hacer un equipo conservador en vez de atreverse a dar un paso más lejos de la zona de confort. Hay mucho que el equipo de Android seguramente ha aprendido de años y años de trabajo con los distintos fabricantes. Estamos hablando de Google, una empresa con miles de millones de dólares a su disposición, una que alguna vez generara ideas tan audaces como el Proyect Ara.

Uno esperaría que el primer equipo fuera una declaración de intenciones, algo menos mesurado, si no en todos sus aspectos, al menos en algunos de ellos. No pido un holoproyector estilo Star Wars, sino sólo una señal de que, entre sus moonshots, Google tiene un as bajo la manga para la telefonía móvil.

Pero no, en su lugar, Google apuesta por lo seguro y entrega un teléfono que se mimetiza con otros de la gama, un smartphone de nicho que apelará a algunos de los fans más grandes de Android, pero que difícilmente cambiará al mundo.

Éste es uno de los mejores teléfonos del año, sí, pero se ubica a la par de los flagships dentro o fuera del universo Android, no por encima de ellos.

Para ponerlo en términos simples: Si el Pixel fuera la primera canción del primer disco de Google, en vez de ser una composición ingeniosa e innovadora, sería un cover, ejecutado con maestría, sí, quizá mejor que el original, pero un cover al fin.

¿Recomendamos comprar un Pixel? Si buscas una experiencia Android pura y grandes specs, seguro lo disfrutarás, pero si no te importa sacrificar un poco de esa pureza por un diseño más sexy o un precio más bajo, quizá valdría la pena que buscaras en otro lado.

 

Más imágenes

 

 

Siguientes artículos

Analistas auguran alza inflacionaria
Por

Las expectativas de inflación general para los cierres de 2016 y 2017 aumentaron al pasar de 3.20 a 3.25% para este año,...