Sin duda, éste ha sido el año en el que la realidad virtual se ha vuelto mainstream: Oculus por fin empezó a entregar su tan anticipado Rift, HTC también se subió a esa ola con el Vive –y si los rumores son ciertos, Sony lo hará con su PlayStation VR antes de Navidad–. Comienza a verse un sinfín de productos que alimentan ese ecosistema en el segmento de consumo masivo: Kodak, Samsung, Nikon y LG, por mencionar algunas, han anunciado ya sus primeras cámaras capaces de capturar imágenes en 360 grados que sumerjan al usuario en un mundo de pixeles.

Pero la pionera en el mundo del consumo fue la Theta S de Ricoh.

La primera vez que el mundo escuchó hablar sobre esta cámara fue en el IFA de Berlín en 2013. En ese entonces se trataba de una cámara que sólo podía capturar imágenes fijas. En septiembre de 2015, también en el IFA, Ricoh presentó la segunda iteración de la familia, la Theta S, capaz de grabar video en Full HD, la que llegó a México hace un par de semanas.

La Theta S es una cámara ligera, práctica y fácil de usar, que puede utilizarse sola o con un smartphone Android o iOS para capturar lo que quieras. ¿Vale la pena? La pusimos a prueba.

PUBLICIDAD

 

Diseño y materiales. ¿Recuerdan el dispositivo que usaba Will Smith en Men in Black para borrar la memoria? La Theta S se usa de forma similar. Se trata de un dispositivo compacto y alargado, con dimensiones como las de una armónica, en el que se ubican dos cámaras, una al frente y una al reverso, que capturan de forma separada dos imágenes de 180 grados para generar una imagen panorámica esférica. La cámara pesa sólo 125 gramos, tiene un marco de aluminio cepillado y está recubierta de un plástico suave. Desde el plano estético, las cámaras 360 que han sido anunciadas plantean algunos nuevos retos a los diseñadores industriales, pero en Ricoh decidieron jugar a lo seguro y el resultado es afortunado.

Cámara. La Theta S es rápida. Basta con encenderla y oprimir su botón de captura para tomar una fotografía o comenzar a grabar un video, y las imágenes que captura, de 14 megapixeles, son brillantes y nítidas siempre y cuando las condiciones de luz sean óptimas, como en este ejemplo:

Post from RICOH THETA. #theta360 – Spherical Image – RICOH THETA

Sin embargo, como en la mayoría de los casos de las cámaras compactas, la respuesta en condiciones de escasa luz provocan una pérdida en la nitidez, como en este otro.

En cuanto al video, esta nueva modalidad de captura de imágenes es distinta de la tradicional. Si bien es cierto que ambas cámaras combinadas generan una fotografía de 14 megapixeles, cuando se captura video, la resolución Full HD se reduce significativamente.

Así, cuando tienes una imagen fija con una resolución de 14 MP, como ésta:

Post from RICOH THETA. #theta360 – Spherical Image – RICOH THETA

Al generar un video, luce así:

Así, definitivamente la calidad de la imagen en video es una de las principales áreas de oportunidad para las siguientes versiones de la Theta, pero también debemos recordar que ésta es apenas la segunda generación y que la tecnología está dando sus primeros pasos, especialmente en lo que al segmento de consumo masivo se refiere.

App. Ya sea que uses un teléfono Android o un iPhone, tendrás que descargar e instalar dos apps:

  1. Theta S, para ver en tiempo real el encuadre de la cámara, modificar la configuración de foto o video, tomar un timelapse y acceder a tus imágenes y videos. La cámara funciona como hotspot WiFi, por lo que la conexión con el teléfono es directa y muy rápida, aunque un video puede alcanzar muchos cientos de megas de peso en pocos segundos, haciendo de la transmisión por esa vía algo poco recomendable.
  2. Theta+, una app dedicada a la generación de timelapses y el retoque de imágenes. No más.

La experiencia de captura de imágenes no es tediosa, pero la de descarga inalámbrica y la de generación de videos producto de un timelapse sí puede volverse un poco frustrante, particularmente por las grandes dimensiones de los archivos.

Almacenamiento. Los 8 GB de almacenamiento interno no expandible son suficientes para manejar los 25 minutos de grabación de video continuo que ofrece esta cámara. Aún así, asegúrate de respaldar tus imágenes vía USB y vaciar la memoria después de cada uso.

Batería. Aunque el sitio oficial de la cámara sostiene que la batería rinde hasta 260 tomas fotográficas, nosotros tomamos más de 600 durante la captura de un timelapse, y definitivamente resistió más de los 25 minutos de video continuo que es capaz de capturar.

Compatibilidad. Dada la novedad de las imágenes y videos en 360, no todas las plataformas en línea están listas para recibirlas. De hecho, sólo Facebook está completamente lista para recibir fotos y videos, y aunque Google+ puede desplegar las fotografías en formato esférico, es necesario realizar un par de pasos más para subir video, ya que YouTube no reconoce ese formato esférico de forma predeterminada. Fuera de estos servicios, estamos en una era pre-360: Twitter, Instagram, Snapchat, WhatsApp, Flickr… ninguna de ellas recibe contenido interactivo.

Precio. La Theta S puede encontrarse en Amazon.com.mx en alrededor de 7,500 pesos. Habrá que esperar a que lleguen más competidores en los siguientes meses para hacer un comparativo de precios, no obstante, creemos que se trata de un monto razonable.

 

Balance

Aunque aún estamos en los primeros días de la era de la foto y el video en 360, la Theta S nos da una clara idea de lo que nos espera. Si bien es cierto que la calidad de las imágenes dista de ser perfecta, hay precios que se deben pagar por tener a la mano tecnologías pioneras. Creemos que esta cámara resulta relevante por abrir la categoría de las cámaras de consumo listas para usarse, y que bien vale la pena hacerse de una para ir probando las aguas de lo que depara el futuro.

 

Más imágenes

 

 

Siguientes artículos

Las guerras del ‘ridesharing’ entre Uber, Didi, Lyft…
Por

Las compañías de 'ridesharing' exprimen utilidades y a conductores para multiplicar el dinero de sus inversionistas, a q...