Si te gustan los teléfonos grandes y con frecuencia tienes accidentes que tengan que ver con agua, pero te consideras una persona cuidadosa, el teléfono más exclusivo de Sony es el indicado para ti.

 

Diríamos que el Xperia Z1 de Sony es un avión, pero ciertamente es un submarino. Desde el ángulo de las especificaciones técnicas es uno de los equipos con mejores prestaciones: es un teléfono completamente sumergible con un procesador de cuatro núcleos a 2.2 GHz, 2 GB en RAM y cámara de 20 megapixeles.

Sin embargo, a pesar de que todo suena bien en el papel, Sony decidió encapsularlo en un gran bloque de metal y cristal junto a un display de 5 pulgadas. El Z1 es un teléfono grande. Mucho. Quizá pueda resultar atractivo para aquellos usuarios que gusten de pantallas de gran formato, pero en nuestra opinión la relación entre dimensiones y peso nos parece poco funcional.

PUBLICIDAD

No hay duda de que el producto estrella de la línea Xperia para esta temporada es de altísima calidad. Que se trata de materiales premium es indiscutible, un aro de aluminio pulido contiene a los dos grandes bloques de cristal en las partes delantera y trasera, algo así como un iPhone 4 pero en talla extra. La elección de materiales resulta desafortunada, un equipo sumergible pero hecho de vidrio quizá resista una caída al agua, pero no una en concreto.

 

Pantalla y cámara

La enorme pantalla Full HD de 5 pulgadas incluye la tecnología Trilumnos, la misma que Sony pone en sus pantallas 4K, si bien el contraste y la nitidez son bastante aceptables, el display se queda rezagado frente a su competencia directa (como el Galaxy S4, el Galaxy Note 3, el Lumia 1020 o el HTC One) si hablamos de brillo y vivacidad de los colores.

También nos parece una mala decisión no incorporar Corning Gorilla Glass en el display táctil del Z1, lo que impacta directamente en su resistencia a los rayones. Una mica y un case que protejan al equipo son indispensables si se desea mantener el equipo a salvo de arañazos y fracturas.

Probamos el Z1 bajo el agua y la única advertencia que podemos hacer es que le toma un par de minutos adaptarse a la temperatura del medio (usualmente más baja), tiempo en el cual la pantalla podría no responder a los comandos táctiles o interpretar el súbito cambio de temperatura como instrucciones, así que no desesperen si se abre el navegador o no pueden introducir el código de desbloqueo, en unos instantes su funcionalidad regresa a la normalidad.

La cámara de 20 megapixeles es la segunda al menos en tamaño en la categoría, sólo detrás del Lumia 1020, y al respecto no hay queja alguna. El lente G de seis elementos de Sony es el mismo que se puede encontrar en las cámaras de gama media de la marca, y entrega imágenes claras y coloridas, si quieren una mejor calidad y una mayor saturación de colores, el HDR está disponible para fotos y videos.

En cuanto al video, el Z1 graba en Full HD a 30 cuadros por segundo, tiene estabilizador de imagen y se comporta notablemente bien bajo condiciones de iluminación suficiente como en poca luz.

 

Detrás del cristal

Sony apuesta en grande con su Z1, por ello le puso un musculoso sistema de procesamiento y memoria que pone su rendimiento a la par del Galaxy Note 3. Es potente y esa capacidad se pone de manifiesto en su fluida reproducción de video, las limpias transiciones en el menú o dándole play a un videojuego con gráficos en 3D. Los 16 GB de memoria interna, que se pueden extender con una tarjeta microSD de 64 GB son otro pro del equipo.

La maquinaria del Z1 está muy bien aceitada, y sí, tiene certificación PlayStation y sí, es posible jugar en él con un control Dual Shock 3, sólo se necesita un cable mini USB a mini USB para configurarlo y después todo funciona vía NFC.

Como en todos los Xperia la experiencia Android se ve alterada por el software de Sony, con un balance hacia el lado positivo. Viene cargado con Android 4.2 Jelly Bean y en breve podrá actualizarse a 4.4 KitKat.

 

Balance

Antes de probar el Z1 nuestras expectativas eran muy altas, sin embargo con el uso diario nos parece que la experiencia no resulta tan satisfactoria. El teléfono es potente, sí, pero tanto el peso como el tamaño lo vuelven poco práctico si se tiene un estilo de vida muy dinámico o activo.

La cámara y el rendimiento del equipo son impecables, pero los materiales no son resistentes y su precio de 13,000 pesos también juega en contra.

lente agua_2 agua_1z1_box

Especificaciones técnicas:

• Peso: 169 gramos
• Dimensiones: 144.4 x 73.9 x 8.5 mm
• Procesador Qualcomm de cuatro núcleos a 2.2 GHz
• Memoria RAM de 2 GB
• Memoria interna de hasta 16 GB y ranura de expansión microSD de hasta hasta 64 GB
• Cámara de 20.7 megapixeles con flash LED pulsado y zoom digital de 8x
• Grabación de video en Full HD (1080p)
• Lente G de Sony
• Estabilizador de imagen
• Pantalla Full HD Triluminos de 5 pulgadas
• Bluetooth 4.0
• Google Android 4.2 (Jelly Bean)
• Compatibilidad con redes GSM, 3G y 4G LTE
• Disponible en blanco, negro y violeta

 

Encuéntrame como @spacemono en Twitter.

 

Siguientes artículos

Shutterstock, hogar del primer multimillonario de Silicon Alley
Por

Jon Oringer fundó su compañía de fotos de stock en 2003 y desde entonces su empresa no ha hecho sino crecer. Ésta es su...