Richard Mille presume su RM 59-01 Yohan Blake con materiales exclusivos.

 

Por Ivonne SánchezThe Happening

 

PUBLICIDAD

No hay nada más elegante en un hombre que lucir un guardatiempo de lujo y mejor aún, de edición limitada, tal como el Richard Mille 59-01 Yohan Blake, que pocos podrán lucir en la muñeca.

La perfección comienza desde su caja realizada con un material composite trabslúcido, a base de nanotubos de carbono inyectados que lo protegen contra golpe el movimiento y el tourbillon situado en su centro.

El esqueleto está hecho en platina fabricada en titanio grado 5, una aleación biocompatible resistente a la corrosión y de excepcional solidez.

Tiene un calibre RM59-01 movimiento tourbillon de cuerda manual con horas y minutos, reserva de marcha de 48 horas y sumergible hasta 30 metros. Es tan selecto este reloj, que solo se han creado 50 piezas.

 

Foto: Cortesía de la marca

Más información.

 

http://www.richardmille.com/

 

 

Siguientes artículos

Roberto Servitje, el empleado # 1 del imperio Bimbo
Por

El Presidente del Consejo de Administración de Bimbo perfila las siguientes conquistas de la empresa: más compras en Est...