De acuerdo con los jóvenes de entre 18 y 30 años o millennials, los dispositivos móviles les permiten trabajar de una forma más flexible y eficiente. Sin embargo, esta nueva forma de trabajo conlleva riesgos que las empresas deberán considerar como parte de sus estrategias de seguridad.

 

 

Pese a las múltiples ventajas que representa para las organizaciones el que sus empleados trabajen en cualquier lugar y dispositivo, aún hay compañías renuentes a poner en práctica este estilo de trabajo. Sin embargo, esta situación podría cambiar de un momento a otro impulsado principalmente por un cambio generacional.

PUBLICIDAD

Las empresas deben prever que tanto las nuevas generaciones como las futuras exigirán que su espacio de trabajo adopte prácticas que permitan trabajar en cualquier lugar, en cualquier dispositivo y en cualquier momento. Las compañías que ofrezcan esto, sin duda alguna atraerán a los mejores talentos y podrían crecer más allá de sus propias expectativas.

De acuerdo con la segunda edición de Global Millennial Survey, realizada por Telefónica a 6,700 jóvenes de América Latina (incluyendo México), Estados Unidos y Europa Occidental pertenecientes a la denominada “generación del milenio”, jóvenes de entre 18 y 30 años, comparten el uso ubicuo de la tecnología móvil.

Destaca que el 80% posee un smartphone, un 8% más que en 2013, y un 45% dispone de una tablet, 17 puntos más que el año pasado. Un 33% de los millennials sondeados respondió que la tecnología móvil ha transformado de forma significativa la manera en que trabaja, un 53% considera que ha cambiado cómo accede a las noticias y un 49% afirmó que ha impactado en la educación e investigación.

Estas cifras apuntan hacia un cambio cultural de trabajo en que ya es posible observar que los millennials están integrándose a la fuerza laboral y trayendo con ellos sus hábitos de trabajo inusuales, combinando las actividades laborales y personales en sus dispositivos, los fines de semana y a horas consideradas no hábiles.

Uno de los principales hallazgos de la encuesta realizada a más de 5,000 personas por Aruba Networks, a las que ha denominado como joven generación móvil o GenMobile, indica que un 45% de los encuestados opina que trabajan más eficientemente durante horarios irregulares.

Otro dato relevante es que esta generación móvil prefiere trabajar desde casa dos o tres días a la semana. Más de la mitad de los entrevistados dijo que preferirán esta flexibilidad sobre un aumento de 10% de su salario. Las empresas no sólo ahorrarán dinero, sino que también aumentaría la productividad. Asimismo, casi 80% de ellos dijo que son más eficientes cuando laboran en casa.

Lo anterior no sería posible sin la gran cantidad de dispositivos y herramientas de software disponibles en la actualidad que permiten a los usuarios trabajar y vivir más rápido, mejor y de un modo más significativo. Pero esta facilidad de trabajo también conlleva riesgos que estas nuevas generaciones deberán afrontar con responsabilidad y, por supuesto, las empresas deberán considerar como parte de sus estrategias de seguridad.

Opiniones coinciden en señalar que la gran mayoría de los millennials ignora las políticas de seguridad de su organización, cuando restringe el uso de sus propios recursos o servicios en la nube. Esa actitud resulta ya peligrosa para las compañías y lo será aún más en los próximos años, cuando la generación más joven ocupe los principales puestos en las organizaciones.

De ahí que Blue Coat Systems recomienda a las empresas implementar iniciativas de movilidad corporativa o del tipo “traiga su propio dispositivo”. Asimismo deberán buscar aplicaciones móviles aprobadas previamente que presenten menor riesgo de pérdida de datos o violaciones de la privacidad. Las políticas deben mantenerse y estar alineadas con el negocio de la compañía en todo momento.

Posteriormente será relevante enseñar a las nuevas generaciones sobre cómo trabajar de forma segura desde cualquier lugar y dispositivo, explicándoles la importancia de las políticas de seguridad y la relevancia de éstas para su puesto de trabajo. De lo contrario pueden perder valor si los usuarios no creen que violarlas tiene consecuencias o, peor aún, si consideran que pasar por encima de ellas mejora su productividad.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @BlueCoat

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ella es Mitchell Baker, la madre de Internet
Por

Apenas hace 20 años el mundo comenzó a navegar en Internet. Ella fue parte fundamental del nacimiento del primer navegad...