Los integrantes de la junta de Gobierno del banco central dijeron que existen seis riesgos que afectan la economía mexicana, entre los que destacan las disminuciones adicionales en la producción del petróleo y la incertidumbre sobre la normalización de la política monetaria de la Fed.

 

 

PUBLICIDAD

Todos los miembros de la junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) coincidieron en que la economía mexicana ha tenido un desempeño relativamente débil y el balance de riesgos para el crecimiento se ha deteriorado, así lo revelaron las minutas de la última reunión de política monetaria del organismo.

Al respecto, algunos de los integrantes aseguraron en que existen seis principales riesgos que amenazan a México: las disminuciones adicionales en la producción del petróleo; incertidumbre sobre las implicaciones en la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal; de continuar con la trayectoria a la baja de la masa salarial real este año se afectará la recuperación del consumo privado; los esfuerzos de consolidación fiscal repercutirían sobre la demanda interna; los conflictos sociales en algunas regiones del país; cambio en los precios dentro de la industria manufacturera en Estados Unidos y la baja productividad.

Asimismo, la junta de Gobierno de Banxico decidió por unanimidad mantener la tasa clave de interés en 3%, con el propósito de refrendar la previsión de la inflación en la meta del 3% para los próximos meses.

Algunos de los cinco integrantes de la junta de Gobierno del banco central de México apuntaron a que la información difundida el miércoles por la Fed, “junto con la disminución en las proyecciones de los miembros del comité económico y la inflación sugieren que el ciclo de normalización de la política monetaria será más gradual de lo que se había anticipado”.

En este sentido,  aseguraron que persiste incertidumbre sobre la fecha en la Reserva Federal comenzará a elevar las tasas de interés y los incrementos subsecuentes.

Los integrantes coincidieron en que es poco probable de que la Fed inicie con su ajuste en abril, sin embargo no descartaron en que la medida comenzará en algún momento de 2015, apuntando al mes de septiembre de este año.

Debido a que las acciones de política monetaria de Estados Unidos podrían repercutir sobre el tipo de cambio en México, las expectativas de inflación y en la dinámica de precios, el documento precisó que los integrantes le darán seguimiento a lo que ocurra.

“La junta de Gobierno se mantendrá atenta a la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazo, pero particularmente a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos, así como al desempeño del tipo de cambio. También le dará seguimiento a la evolución del grado de holgura en la economía.

La junta de Gobierno está integrada por cinco miembros: el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, y los cuatro subgobernadores Manuel Sánchez González, Javier Guzmán Calafell, Manuel Ramos Francia y Roberto del Cueto Legaspi.

 

Siguientes artículos

Solicitudes de desempleo en EU aumentan menos de lo previsto
Por

Los datos sugieren que la abrupta desaceleración de la creación de puestos en marzo podría ser solo temporal.