Estudió derecho, pero desarrolló su talento como cineasta, donde explora diferentes facetas de la vida, como el matrimonio y la familia. 

 

Hola, amigos, hoy hablaremos de cine: Conferenciante, cineasta, escritor, fotógrafo, es Roberto conocido por su película El Estudiante, que en 2009 fue el récord de entradas para una película mexicana, y ahora que estamos en fechas de Globos de Oro y entrega de los Oscar, quiero que conozcan a un Roberto como persona, como creador de arte y como un hombre que por medio de sus conferencias transmite su experiencia de emprendedor en un sector tan complicado como es el Arte de hacer cine.

Para ello tomo un extracto de una entrevista que se le hace a Roberto donde se muestra así, como lo que es, un idealista que persigue su sueño y lo ha alcanzado.

PUBLICIDAD

 

¿Quién es Roberto? 

Roberto Girault, productor y director de las películas El Estudiante y Ella y el Candidato; de sus proyectos pasados y futuros, del papel de la mujer y de la gran pasión que siente por México.

Nunca imaginó Roberto Girault que después de estudiar derecho se volvería el productor y director de Hallo Studio. Ahora está por producir La leyenda del Diamante y el remake de El Estudiante para los americanos. Papá de dos hijos, convencido de que se puede hacer buen cine con una buena historia y mucho corazón.

¿Cómo surgió la idea de la película de El Estudiante?

La idea surge por Gaston Pavlovich, mi socio. Él me plantó la idea de la película que de alguna manera era un homenaje a su abuelo que influyó mucho en su vida. Todo el mundo lo conocía como Chano, llevaba 50 o 60 años de casado y se acuerda mucho del cariño con el que se trataban entre esposos. Él le decía de cariño mi Sirenita y ella a él mi Chano. Era una persona muy idealista, de grandes proyectos y de grandes sueños, cuyo libro de cabecera era el Quijote y su filosofía de vida la basaba en éste. El siempre había querido estudiar literatura, nunca había podido y murió sin poder.

Entonces a Gastón se le ocurrió la idea de la película sobre su abuelo, de qué hubiera pasado si hubiera podido cumplir ese sueño, como hubiera interactuado con los jóvenes.

¿De dónde nació la idea de la película de Ella y el Candidato?

Ella y el Candidato surge por Olivia Núñez, una muy amiga mía a la que le tengo mucho cariño y que también nos ayudó con El Estudiante, en la estructura del guión y temas más de fondo.

Ella tenía muchas ganas, junto con don Lorenzo Sevitje, de hacer una película que tocara el tema del matrimonio, de dónde está la balanza de la vida profesional y la vida personal. Muchas veces nos gana la “trabajitis”, la ambición y nos olvidamos de nuestra casa, lo cual es un tema que don Lorenzo siempre dice en público: Lo primero es la esposa, la familia. Él siente que no dio todo el tiempo que debió de haber dado. Quisieron jugarlo en un marco político porque es en donde más claro se ve, es donde la ambición ataca más rápido y aparte, es muy cinematográfico.

A mí me encantó ese proyecto entre otras cosas, porque estaba viendo West Wing y porque tenía muchas ganas de hacer algo con intriga política y se me hacía muy interesante la cuestión de hacer una reflexión porque me pasa a mí porque nos pasa a todos de darle poca importancia a la vida familiar sobre todo cuando nos está yendo muy bien en el trabajo.

Las dos películas tratan mucho el tema del matrimonio

Exactamente. Una desde un punto de vista mucho más poético y romántico y la otra desde un punto de vista más crudo y complicado. En las dos películas la mujer es el tema central, es ver la importancia del sexo femenino en el desarrollo de una sociedad al final de cuentas. Creo que la madre es un pilar básico en la estructura de una familia, no es solamente un empuje, muchas veces es la que jala desde arriba al marido y a los hijos. Y una familia se me hace la base para el desarrollo social de un país, de una sociedad. Entonces la mujer juega un papel preponderante, muchas veces silencioso.

¿Qué reacciones que han tenido tus películas?

El Estudiante ha sido un fenómeno, no esperábamos el éxito que tuvo. Y el común denominador que he oído siempre a todos lados donde voy, donde presento la película, conferencias, etc. ha sido un gracias muy sincero de haber hecho esta película, de haber tocado los temas que tocamos. Mucha gente lo ve como un aire nuevo en el cine mexicano, por sacar una película que no toca el tema morboso de este país.

Ella y el Candidato ha polarizado las opiniones de la gente, entre otras cosas, y lo reconozco, porque la película toca un tema político en un momento muy álgido y de una forma muy ingenua. Creo que nos equivocamos en no tocar más a fondo todo lo que sucede detrás de cámaras, las tentaciones y conflictos que vive el candidato. A mucha gente le ha gustado que se tome el tema de la relación entre pareja, el perdón, el papá que no se entera lo que pasa en la familia, etc.

Cuéntanos un poco cómo era tu familia y cómo fue tu infancia

Yo vengo de una familia de 10 hermanos, mi papá es Jorge Girault, mi mamá es Raquel Facha. Una familia muy conservadora, desde mi punto de vista muy sana de trato de hermanos, una familia con raíces católicas, una familia donde el respeto, la lealtad y la libertad se nos enseñó siempre; de una educación muy conservadora.

Para mí fue todo un conflicto entrar en el mundo del cine, yo estudié derecho en la Ibero pero siempre estuve metido en el teatro, escribiendo historias. Empecé en el teatro como actor, después como director y productor. Lo trataba de encasillar como un hobby y te mueves en está sociedad donde intrínsecamente sientes esa presión de que tienes que triunfar en una profesión seria, donde el tema de las artes es para bohemios…

¿Cómo empezó tu carrera de cineasta?

Después de estudiar derecho me fui a estudiar cine a Vancouver Film School y regrese en el 2004 y abrí Hallo Studio, la casa productora, y en el 2008 salió El Estudiante. Antes pude participar con Pablo José Barroso en la producción de Guadalupe que fue como mi maestría en el cine mexicano porque estuve de la A a la Z metido y vi como se mueve el tema y gracias a eso hicimos el Estudiante, una formula de éxito en muchos sentidos, seguida por Ella y el Candidato y si todo va bien este año produzco mi tercera película.

¿Cuáles son tus siguientes proyectos?

Ahorita estoy en la preparación de una película que se llama La Leyenda del Diamante que es un estilo entre La historia sin fin, La princesita y Hugo, es una película de fantasía pero que toca temas muy fuertes de adultos. Seguimos en el tema del amor y esta toca la situación de la pérdida. La estamos preparando y si todo va bien empezamos a filmar en octubre.

Estoy trabajando en otra película que se llama Los árboles mueren de pie que está basada en una obra de teatro de Alejandro Casón del mismo nombre; la empezamos a filmar –si todo sale bien– en marzo del año que entra.

¿Cómo conociste a tu esposa?

Lorena es de Torreón y la conocí porque yo era muy amigo de su hermana, Carmen. Se dio en esos años, entre 2004 y 2005 nos juntamos un grupo de amigos e íbamos a todos lados juntos, su hermana anduvo con uno de mis amigos muy cercanos y fue muy chistoso porque los que me conocían muy bien le decían porque no le presentas a Lorena a Bobby (me dicen Boby). Carmen decía están locos, Boby es director de cine, Lore es ingeniera industrial y de hecho alguna vez que Lore oyó de mí, dijo que ni me lo presenten, que flojera, yo estaba haciendo un documental..

¿Tienes hijos?

Tenemos dos hijos Juan Pablo de 2 años y Elena de 1 año 4 meses y vamos a cumplir 5 años de casados. A veces me traigo a Juan Pablo me acompaña con los castings y todo esto. Después llega a la casa y le dice a su hermana “corte, Elena, corte” (risas).

¿Y cuál es tu filosofía de vida?

Yo creo que al final de día mi filosofía de vida es o está inscrita en el tema del amor humano. Es como lo que trato de explorar, es un tema que ha sido muy manoseado de diferentes formas, muy pensado y llevado de un lado al otro, diferentes corrientes. Estoy seguro que nosotros estamos aquí para amar, toda nuestra razón de ser, ¿porqué tenemos las potencias que tenemos, porqué pensamos, porqué somos libres? Para poder amar y creo que encontrando el verdadero amor es donde encontramos la verdadera felicidad.

Como siempre les dejamos este video y esperamos Roberto y un servidor haber logrado ensanchar sus vidas con esta historia.

[youtube id=”mO5-YAoIrrQ” width=”620″ height=”360″]

Contacto:
www.speakersmexico.com/
FB: speakers mexico
TW : @speakersmexico
Correo : [email protected]

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Pedidos de maquinaria en Japón repuntan en noviembre
Por

Los pedidos subieron un 9.3% en noviembre, superando los pronósticos de analistas que estimaban un promedio del 1.2%; la...