El robo de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex) creció 50% en el primer semestre de 2018.

De enero a junio, las tomas clandestinas registraron 7,590 puntos de ordeña ilegal, mientras que en el mismo periodo del año pasado la cifra se quedó en 5,075, de acuerdo con el reporte de tomas clandestinas de Pemex.

En su comparación anual, el hurto de energéticos a la empresa productiva del estado creció 33% en su comparación anual durante junio de 2018 con 1,060 puntos. En su comparación mensual, la ordeña ilegal de gasolina y diésel se redujo 22%.

La empresa que dirige Carlos Treviño precisó que Puebla fue el estado con mayor extracción ilegal de combustible con 150 tomas. El segundo puesto fue para Jalisco con 146.

PUBLICIDAD

El Estado de México e Hidalgo se quedaron con el tercer y cuarto lugar, respectivamente con 141 y 140 tomas.

Veracruz completó el top 5 con 136 puntos de ordeña ilegal.

Este problema costó 30,000 millones de pesos (mdp) a Pemex en 2017, detalló Treviño el pasado 10 de abril durante una conferencia de prensa en Los Pinos. Esta cifra significó un incremento anual de 50%.

Lee también: Pemex celebra 80 aniversario con nuevo récord en robo de combustible

 

Siguientes artículos

Tania Ortiz será la nueva directora general de IEnova
Por

Ortiz Mena reemplazará a Carlos Ruiz Sacristán quien fue designado como presidente Ejecutivo del Consejo de Administraci...