El impacto en sus ganancias fue de 700 millones de dólares para el segundo trimestre a causa de la interrupción en sus operaciones en Nigeria y la debilidad del dólar australiano.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

 

LONDRES – Royal Dutch Shell reportó un golpe de 700 millones de dólares (mdd) en sus ganancias del segundo trimestre por los robos de petróleo en curso, la interrupción de sus operaciones en Nigeria y el impacto fiscal de la debilidad del dólar australiano.

El impacto se incluye en su ganancia del segundo trimestre en una base de costo actual de suministro, que ascendió a 4,600 mdd, a la baja frente a los 5,700 mdd que reportó en el mismo período un año atrás y por debajo de las expectativas de los analistas.

 

Siguientes artículos

Aprueban acuerdo por 590 mdd a Citigroup para resolver juicio
Por

El acuerdo extrajudicial pone fin a la disputa legal con los accionistas que acusaban al banco de esconder decenas de mi...