El crecimiento trimestral alemán de un 0.8%, el doble del ritmo visto a finales del 2013. Por su parte, se había previsto que Francia anotara una expansión de un 0.2%.

 

Reuters

BERLIN/PARIS – Alemania reportó un fuerte crecimiento en el primer trimestre del año, lo que contrastó fuertemente con Francia, que no logró anotar una expansión.

El crecimiento trimestral alemán de un 0.8% superó marginalmente los pronósticos y fue el doble del ritmo visto a finales del 2013, lo que compensó el freno que presentaron Francia e Italia, con lo que se mantuvo el ritmo de crecimiento de la zona euro.

Cambios en los inventarios y el gasto público fueron los únicos factores que evitaron una contracción en la economía francesa mientras que el desempeño de Alemania fue impulsado en gran medida por la demanda interna.

Francia ahora necesitará un crecimiento del 0.5% cada trimestre para cumplir con una previsión del Gobierno de una tenue expansión del 1% en el 2014, estimó el economista jefe de Natixis Asset Management Philippe Waechter.

Berlín ha dicho que espera que la demanda interna impulse un crecimiento del 1.8% este año.

“Los impulsos positivos vinieron (…) exclusivamente desde el interior del país”, dijo la Oficina de Estadísticas alemana en un comunicado. “Por el contrario, el comercio exterior frenó el crecimiento económico”, agregó.

 

Siguientes artículos

Japón se expande a su mayor ritmo en dos años
Por

Los datos también mostraron que la economía de Japón se expandió por sexto trimestre consecutivo, lo que podría aliviar...