Todo indica que la incertidumbre provocada por los precios del petróleo en el mercado internacional seguirá incidiendo negativamente en las posturas de las empresas licitantes de la Ronda Uno.

 

Los resultados de la primera licitación de la Ronda Uno, en que la empresa mexicana Sierra Oil & Gas con Talos Energy y Premier Oil, tendrán acceso la exploración de campos en aguas someras de Veracruz y Tabasco, fueron positivos para algunos, y negativos para otros. Los optimistas vieron este ejercicio de licitación transparente como una experiencia única y digna de continuar, mientras que otros han dicho que el magro número de adjudicaciones no mostró el empuje esperado.

En la histórica subasta se asignaron los bloques cuatro y siete a Sierra Oil & Gas, que presuntamente tiene como socio capitalista a Jerónimo Marcos Gérard, hermano de la actual esposa del ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

PUBLICIDAD

De acuerdo con versiones periodísticas, Gérard invirtió en 2014 alrededor de 75 millones de dólares en esa firma a través de la empresa Infraestructura Institucional, que es de su propiedad, y otro familiar de Ana Paula Gérard, Hipólito Gérard Rivero, es otro de los accionistas de Sierra Oil & Gas.

Dejando de lado ese aspecto –que una vez más deja en claro el poder del ex mandatario–, el proceso para la adjudicación de los bloques se realizó con la claridad y limpieza que ofreció la Comisión Nacional de Hidrocarburos encabezada por el comisionado presidente Juan Carlos Zepeda.

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aplaudió el proceso y dijo que éste forma parte de las reformas que en el sector energético constituyen el cambio paradigmático más emblemático de los últimos 60 años, para que “el Estado mexicano siga siendo dueño de su riqueza nacional, pero posibilitando la participación del sector privado”.

Dentro del grupo de los optimistas, Enrique Hidalgo, dirigente de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos, aseguró que a pesar de los resultados que tuvo la primera licitación, el proceso es “un avance importante” dentro de la reforma energética.

Sin embargo, de 14 bloques subastados sólo dos se adjudicaron (y al mismo consorcio), lo cual refleja que no existe el apetito por los campos petroleros que anunciaron. Hasta Petróleos Mexicanos declinó participar, a pesar de que es experto en la operación y manejo de los campos en aguas someras que se licitaron.

Toda la parafernalia que se armó no checa con los resultados, ya que de 42 empresas que pagaron para tener acceso al “cuarto de datos”, es decir, a la información geológica de los campos, 25 calificaron y al final sólo nueve empresas y consorcios se presentaron a la subasta en que la Secretaría de Hacienda estableció los límites mínimos de las utilidades antes de impuestos que estaría dispuesta a recibir en cada bloque. Cuatro campos se declararon desiertos porque las posturas quedaron por debajo del mínimo establecido por Hacienda.

Pero no se puede evaluar el escaso interés del sector privado en los campos petroleros mexicanos sólo por la utilidad que exige el gobierno mexicano; también se tendrán que evaluar qué tanto inciden otros aspectos que los inversionistas prevén antes de tomar decisiones, como el riesgo social y climático; la rentabilidad, la suficiencia y calidad de la información geológica, y el costo de financiamiento.

Los primeros pasos ya fueron dados. Ahora hay que esperar a ver el comportamiento de los principales interesados, o sea los empresarios nacionales y extranjeros. Ellos analizarán, en este proceso de aprendizaje, los pro y los contra de las subastas.

Este proceso fue una probadita y seguramente ya estarán listos para participar en la segunda convocatoria, en la que destacan cinco contratos que integran nueve campos con reservas certificadas 2P, y que representan menor riesgo de inversión.

El próximo 30 de septiembre se abrirán las ofertas económicas de los participantes de la segunda licitación de la Ronda Uno, y todo indica que la incertidumbre sobre los precios del petróleo en el mercado internacional seguirá incidiendo negativamente en la postura de las empresas.

 

Contacto:
Correo: [email protected]
Twitter: @earzate2003
Facebook: Esther Arzate

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Martini: una bebida llena de historia y encanto
Por

Como es bien sabido, el vodka tiene su origen en Rusia, aunque después de la Segunda Guerra Mundial se popularizó a tal...