Rosario Marín es reconocida en México como la mujer inmigrante que logró convertirse en la primera secretaria del Tesoro extranjera en Estados Unidos y ahora es una de las republicanas de más alto rango que apoya públicamente a Hillary Clinton.

Ella afirma que lleva más de un año sin pronunciar el nombre de Donald Trump, pues resulta una vergüenza para su partido que, con una postura radical contra las minorías, un “hombrecillo naranja” hubiera conseguido la candidatura a la presidencia por el partido republicano.

“Es un hombre asqueroso, es un bochorno. Es un insulto para la democracia y para el partido, lo ha dividido a tal grado que muchos estamos apoyando la candidatura de la ex secretaria Hillary Clinton, hace seis semanas que no hay funcionarios republicanos en campaña con él”.

PUBLICIDAD

Para la ex funcionaria, la posibilidad de que Trump llegue a la presidencia es muy baja, pues el colegio electoral requerirá de 270 votos electorales (de un total de 538) para determinar al nuevo presidente y, aunque las encuestas se han cerrado, Hillary ya cuenta virtualmente con 307 votos.

“Hay 10 estados indecisos que son críticos para los dos candidatos. Florida por ejemplo es muy importante para Hillary porque representa 29 votos electorales, si lo gana, gana la presidencia, es un estado muy importante para nosotros los latinos”, señaló en una conferencia de prensa durante un evento para inversionistas de Banco Base.

Los otros estados donde el voto hispano es decisivo son Ohio, Carolina del Norte, Colorado y Nevada, añadió Marín.

¿Cómo llegó Trump ahí?

Rosario Marín ha pasado los últimos 24 años tejiendo un puente entre la comunidad latina y el partido republicano de Estados Unidos.

Cuestionada sobre el impacto de la candidatura de Trump sobre los republicanos, afirma que tomará mucho esfuerzo reconstruir la fuerza del partido.

“El partido se dejó secuestrar. Había 17 posibles candidatos pero Trump entró con un 20% de reconocimiento por el simple hecho de que las encuestas arrojaron que era un personaje que la gente conocía”.

Marín reconoce que Trump ha sabido cómo hacer una campaña pero afirma que el candidato no sabe de gobierno, pues no hay viabilidad política para hacer realidad las políticas que impulsa.

“Hay un poco más de tranquilidad pues no todo se va a poder hacer, no se puede construir un muro ni salir de manera unilateral de un tratado que trabajaron no sólo Bill Clinton, sino los presidentes republicanos que ocuparon el poder antes que él”, añadió.

Lee también: 3 valores de la mexicana que fue tesorera de Estados Unidos

 

Siguientes artículos

Senado ratifica Ley de Ingresos con más de 51,300 mdp adicionales
Por

Con 79 votos a favor y 10 en contra se aprobó el dictamen, el cual se mantuvo sin cambios respecto a la legislación apro...