¿Acaso no hay suficiente competencia ya en el mundo de la música en línea? Aparentemente no, eso es lo que se escucha en radio pasillo.

 

Por Zack O’Malley Greenburg

 

PUBLICIDAD

Jay-Z y Samsung están cerca de crear un servicio de streaming de música, según informes que surgieron a principios de esta semana. Como de costumbre, parece que el rapero será bien compensado por sus esfuerzos: la empresa podría ser parte de un acuerdo por valor de hasta 20 millones de dólares.

Cualquier servicio que lancen las dos partes probablemente servirá en parte como un vehículo para la promoción de actos firmados por Roc Nation, propiedad de Jay-Z, por no hablar de su propia música. Samsung ya tiene un servicio de streaming basado en suscripción, Music Hub y puede estar buscando a rediseñarlo o ampliarlo, o lanzar algo completamente nuevo y diferente con Jay-Z.

Si es así, estarían entrando en un mercado muy concurrido. Tendrían que competir con jugadores establecidos como Pandora, Spotify, Rdio, Slacker, iHeartRadio, Songza, Grooveshark y los esperados servicios tanto de Apple como de los fundadores de Beats by Dr. Dre. Y, además, hay que sumarle esa cosa llamada radio terrestre.

Así que en lo que a streaming se refiere ¿la cancha ya está llena? Es una pregunta interesante, independientemente de los planes de Samsung y Jay-Z , y la respuesta depende de a quién se le pregunte.

“La proliferación de los diversos servicios de streaming que existen en la actualidad, todos con maneras ligeramente diferentes de uso y muy diferentes esquemas de pago, es como la batalla por el formato de video en el hogar de última generación pero en esteroides”, dice el abogado de entretenimiento Bernie Resnick. “Con el tiempo, uno o dos formatos deben convertirse en el estándar de la industria, pero determinar cuál de las docenas disponibles actualmente tendrá éxito en última instancia es tan difícil como elegir un caballo ganador.”

Resnick cree que el ganador final tendrá algo más que una un portal atractivo o una buena campaña publicitaria. Así como el iTunes de Apple ganó la guerra de descarga digital gracias a su diseño limpio y su intuitiva experiencia de usuario (por lo menos en los primeros días), él destaca que los servicios de streaming que resulten ganadores tendrán que ser amigables y portátiles. Y, por supuesto, necesitarán evitar a toda costa cualquier conflicto con la Digital Millennium Copyright Act (DMCA), la ley de derecho de autor vigente en Estados Unidos.

La nutrida competencia no es necesariamente algo malo para Jay-Z y Samsung, en caso de que realmente busquen  lanzar un servicio propio.

“Creo que los consumidores están confundidos en este momento”, dice Don Gorder, presidente del departamento de Representación de Negocios Musicales del Berklee College of Music. “Si están buscando que el servicio les dé la experiencia que quieren, no lo han encontrado todavía. Tal vez eso es lo que está pensando Jay-Z .”

La posibilidad de crear un servicio rentable y agradable depende en muchas maneras de la capacidad de una empresa para negociar licencias con las discográficas que les permita que los usuarios tengan una experiencia de sonido más interactiva. Esto significa que seleccionar, adelantar y repetir un número ilimitado de canciones —actividades que no están permitidas bajo el tipo de licencia que, por ejemplo, utiliza Pandora.

Hay una empresas con el poder suficiente para conseguir algo mejor: Apple.

“Creo que todas las apuestas están detenidas hasta que Apple lance su iRadio”, dice Gorder. “Ellos tienen el ecosistema, la masa crítica de los oyentes que podrían impulsar sus tarifas de publicidad y podría hacerlo realmente rentable … tienen los medios financieros para negociar licencias que les dan más flexibilidad que los otros servicios.”

Mientras tanto, el negocio de la transmisión de música continúa creciendo. Será más fácil para los nuevos servicios ponerse en marcha gracias a desarrollos como la plataforma anunciada recientemente por 7digital, que ya alimenta a Turntable.fm y otros. La oferta permitirá a los socios poner en marcha servicios de streaming que cuenten con acceso al catálogo de 7digital de más de 23 millones de canciones y cumplan con la DMCA.

“El partido acaba de empezar”, dice Vickie Naumann, presidente de 7digital Norteamérica. “Estamos realmente en los primeros días de la sustentabilidad del servicio digital, por lo que hay una gran cantidad de tiempo y espacio para una mayor innovación.”

“El mercado está lejos de estar saturado”, agrega el abogado Lori Landew, de Fox Rothschild. “Los servicios más exitosos encontrarán maneras de atraer al público y mantenerlas con su servicio de entrega de contenido [eso es] fácil de entender, atractivo y fácil de usar.”

En efecto, algunos servicios relativamente nuevos han sido capaces de establecer un punto de apoyo mediante añadiendo un pequeño giro a la típica experiencia de streaming. Songza, dirigida por un cuarteto de Menores de 30 años de la lista Forbes 30, crea una interfaz que simplemente pregunta a los usuarios si les gustaría oír música para una situación en particular. Algunas opciones: “Trabajando (sin letras)”, “Elevar tu energía” y “Ser anfitrión de una fiesta sexy en la piscina”.

Todo ello ofrece algo de esperanza para Jay-Z y Samsung, especialmente teniendo en cuenta la historia del rapero.

“Jay-Z ha demostrado una capacidad particularmente buena para identificar lo que el público quiere o para crear una demanda de algo que ni siquiera sabían que querían”, dice Landew. “Y parece probable que será capaz de utilizar estos instintos en el diseño de un servicio de streaming que atraiga a una amplia variedad de audiencias.”

Y aunque la aventura de Samsung y Jay-Z resulte ser un fracaso, los 20 millones de dólares que la compañía ofrece al rapero serían un buen premio de consolación.

 

Siguientes artículos

El Top 5 de la lista de deseos de papá
Por

En este día del padre hay regalos para todos los gustos, hay quienes les gustaría recibir tabletas, GPS o Notebooks, otr...