Una vez conocidos los ocho bombos del próximo mundial y que las 32 selecciones sepan cual es el camino que van tener que recorrer para levantar el próximo 15 de julio la copa como campeones del mundo, la FIFA tendrá la difícil misión de quitar la incertidumbre que rodea a esta fecha.

Concretamente, el máximo organismo del futbol internacional tendrá 6 meses y medio para que su fiesta grande no deje ninguna duda tanto a aficionados, selecciones y empresas patrocinadoras.

En la actualidad Rusia no transmite seguridad tanto a aficionados como marcas, su situación política acompañada de las amenazas vertidas por el Estado Islámico de atentar en esos 30 días de celebración del futbol mundial, está complicando a la FIFA poder obtener marcas que confíen y patrocinen este evento.

Un informe emitido por el diario británico Financial Times dio a conocer, a medio año de que comience Rusia 2018, que la FIFA está lejos de su objetivo a cuanto patrocinadores se refiere. Su intención era colocar al menos 34 patrocinios, hoy en día tan solo cuentan con 11 marcas en su cartera.

PUBLICIDAD

Vale la pena apuntar que organizar un evento de estas magnitudes no es fácil. Decio de María  declaró en una entrevista con Forbes México que es casi imposible que un país pueda organizar un mundial en solitario en esta época. 2,000 millones de dólares es la cifra la FIFA tiene que depositar para organizar este evento, eso sin contar los gastos del país anfitrión que implica infraestructuras, seguridad, etc.

Lee tambien: Adidas presenta Telstar 18: el primer balón interactivo para un Mundial

En cuanto a patrocinios, el más caro son 150 millones de dólares, el informe del Financial Times refleja la preocupación de las marcas por invertir. Los escándalos de corrupción, que llevaron a la detención del ex presidente Joseph Blatter y los elevados costes financieros influyen.

No todo es negativo sobre esta cita, es de aplaudir la decisión del comité organizador ruso en conjunto con el organismo comandado por el suizo Gianni Infantino, de volver este el mundial de la tecnología.

La incorporación de la tecnología irá en los dos sentidos, hacia el juego y fuera de él.  Dentro del juego el balón tiene incorporado un chip NFC que permite a los aficionados interactuar con el partido y disfrutar de contenido exclusivo cada partido.

Por primera vez se incorporará el Video Arbitraje (VAR) para ayudar a los colegiados a acertar en decisiones polémicas que puede marcas el devenir de una selección en el torneo.

Fuera del terreno de juego, la tecnología estará presente en el FAN ID. Este contará con un chip que indicará a qué partido y que localidad dentro del estadio tendrá el aficionado. Además, servirá para controlar quien entra a cada partido, a qué hora y demás datos para facilitar en caso de emergencia su localización.

Este también servirá como visa para entrar al país, así como para disfrutar de ciertas ventajas como transporte, fan sones, etc.

 

Un mundial de 400 mdd

Pero más allá de competir por el máximo trofeo del balompié, estas escuadras lucharán por una jugosa bolsa económica, en la que el primer lugar recibirá 38 millones de dólares (mdd). El segundo sitio ganará 28 mdd, el tercero 24 mdd y el cuarto 22 mdd. Los que se queden en cuartos de final obtendrán 16 mdd, los que lleguen a octavos 12 mdd y los que no logren pasar de la fase de grupo recibirán 8 mdd.

Esta cifra supone un incremento de más del 10% con respecto al pasado mundial de Brasil 2014.

Además de las cifras otorgadas por la FIFA como premio para acudir al Mundial, las escuadras de la Concacaf y los demás equipos participantes recibirán de la FIFA 1.5 mdd para gastos de alojamiento y transporte de todo el equipo y staff técnico.

A esto hay que agregar que si un país logra clasificarse para un Mundial sus ingresos crecen, empezando por las compensaciones otorgadas por la FIFA, a lo que hay que añadir el valor de la selección, dado que como producto puede incrementarse hasta 10 veces su valor.

Lee también: México no puede organizar un mundial solo: Decio de María

 

Siguientes artículos

Emperador japonés Akihito abdicará al trono en abril
Por

Será sucedido por su heredero, el príncipe Naruhito, quien tiene 57 años.