La salida de Emilio Azcárraga Jean de la dirección de la compañía es positiva, consideraron analistas del sector de telecomunicaciones, ya que abre nuevas posibilidades a la televisora de San Ángel para adaptarse a la transformación actual y constante de la industria y de la propia audiencia.

“En esta época es natural que los liderazgos se adopten en un sector tan dinámico como la radiodifusión y las telecomunicaciones. Todo pasa muy rápido y la tecnología evoluciona, por lo tanto los líderes de las empresas deben tener la visión y renovarse constantemente, es lo que ya no estaba ocurriendo con Televisa”, dijo Jorge Bravo, analista de la consultora Mediatelecom.

El mercado celebró dicho anuncio, pues las acciones de la televisora aumentaron 1.44% a 91.69 pesos por título durante la sesión de este día en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). La capitalización de mercado (market cap) llegó a 232,290 millones de pesos (mdp) al final de este jueves.

El especialista indicó que la compañía se acostumbró a un modelo de negocio que fue redituable por décadas, pero no se adaptó a las nuevas tecnologías, al tiempo en que hicieron algunas apuestas como comprar el 50% de Iusacell en 2012 y después retirarse de dicho negocio, al vender su participación a Grupo Salinas.

PUBLICIDAD

“Es muy positivo (la salida) porque no supo adaptarse a la transformación. Televisa no vio el cambio en la sociedad, de sus audiencias, que ya no querían el mismo contenido que ofreció por muchos años. Por lo tanto, quienes lleguen deberán tener una nueva visión de cambios drásticos que necesiten implementar a la brevedad, tener nuevos objetivos y enfrentarse a un ambiente más competitivo con una regulación como preponderante”, comentó Bravo.

Con el paso a un lado que dio el hijo de Emilio Azcárraga Milmo, ahora quienes tomarán las riendas de la empresa son Alfonso de Angoitia, actual vicepresidente ejecutivo de la compañía, y Bernardo Gómez, quien supervisa la división de noticias y las relaciones gubernamentales.

Lee aquí el perfil de ambos: Ellos dos dirigirán el destino de Televisa

Televisa informó que ambos compartirán la presidencia ejecutiva, y rendirán cuentas directamente al Consejo de Administración, el cual seguirá siendo presidido por Azcárraga -que se mantendrá al frente del desarrollo de la estrategia de largo plazo de la empresa-.

“El cambio a nivel directivo es parte de una estrategia que ya estaban persiguiendo, la cual estaba relacionada con empezar a orientar la organización a un público más joven y reestructurar el negocio de la publicidad”, mencionó Jesús Romo, analista de la consultora Telconomía.

El especialista agregó que se han visto acciones más concretas en la división de publicidad, sin embargo, en contenidos, a pesar del lanzamiento de Blim, se ha visto una nueva estrategia.

En el segundo trimestre de 2017, Televisa vendió menos, presionada por menores ingresos de publicidad. Las ventas llegaron a 23,161 millones de pesos (mdp), 1.5% menos frente al mismo periodo del año pasado, según el reporte de resultados enviado a la BMV.

 

Siguientes artículos

biva-especial
Segunda bolsa mexicana creará índices con FTSE Russell
Por

Los nuevos índices FTSE BIVA pretenden reflejar el mercado accionario mexicano y tendrán una distribución a nivel mundia...