La Superintendencia de Competencia de El Salvador (SC) aprobó la fusión de las cerveceras SABMiller y AB InBev, bajo ciertas condiciones tras la complementación del proceso de análisis.

En un documento publicado este jueves, el organismo presentó un plan de desinversión de activos. En dicho plan se estableció la venta de las marcas de cerveza Regia Extra y Suprema en sus tres variedades: clásica, roja y negra, dentro de un plazo de 180 días hábiles que podrían prorrogarse por un plazo igual.

El comprador de estas marcas deberá ser igualmente propuesto a la SC y la firma vendedora tendrá que ser un tercero independiente.

Puedes leer: Heineken elaborará cerveza con energía solar en 2017

PUBLICIDAD

Este órgano recordó que en noviembre de 2015 ambas compañías anunciaron que habían llegado a un acuerdo sobre los términos para que AB InBev adquiriera a SABMiller, y que crearía la mayor cervecera del mundo.

La Superintendencia explicó que AB InBev presentó la solicitud el 5 de febrero de 2016, pero se le pidió que aportara más información, luego de cumplir ese requerimiento, se admitió la petición el 1 de junio.

El regulador de El Salvador estableció que AB InBev debería mantener las garantías de sus colaboradores desde el 3 de octubre pasado y por un período de tres años después de cumplida la desinversión.

De realizar despidos en esas fechas, el fabricante tendría que certificar que no se dieron por efecto de la postconcentración.

 

Siguientes artículos

Apuesta por México es de largo plazo, más allá de Trump: Honeywell
Por

El gigante manufacturero espera colaborar con Trump sin desatender a México y América Latina, por lo que abrió un centro...