El Salvador crecerá 2.3% en 2017, lo que significa un crecimiento menor al visto en 2016, cuando creció 2.4%, informó el Banco Central del país centroamericano.

La economía salvadoreña estará impulsada por la demanda interna y complementado por el repunte esperado en la demanda externa, producto de la mejora en las expectativas de crecimiento económico de Estados Unidos, indicó el presidente del instituto central, Óscar Cabrera.

En el corriente año se prevé que el país reportará un crecimiento económico en torno al 2.3%, impulsado por la demanda interna y complementado por el repunte esperado en la demanda externa, producto de la mejora en las expectativas de crecimiento económico de Estados Unidos.

El consumo será un componente importante para El Salvador, gracias al incremento en el ingreso disponible de los hogares, el mayor acceso al crédito y el ingreso complementario de remesas familiares, indicó Cabrera.

PUBLICIDAD

Puedes leer: Persisten desafíos fiscales en América Latina: Cepal

En el caso de la formación bruta de capital fija privada, se espera que se concreten los proyectos de inversión anunciados el año anterior.

Cabrera detalló algunos de los riesgos que pueden incidir en las perspectivas de crecimiento económico para 2017, entre ellos: el menor crecimiento del comercio mundial, la posibilidad de un crecimiento bajo o moderado en Estados Unidos, potenciales impactos migratorios y comerciales, tendencia de aumentos en costos de financiamiento internacional y la lenta recuperación en precios en el café y azúcar.

Respecto a las previsiones para 2018 y 2019, el banquero central prevé un crecimiento de 2.5% y 2.6% respectivamente, apoyados en el repunte de la inversión privada y las buenas perspectivas esperadas para la economía estadounidense y centroamericana.

 

Siguientes artículos

Huawei vendió 139 millones de teléfonos durante 2016
Por

La empresa china y tercer fabricante de teléfonos inteligentes más grande del mundo reportó una ganancia neta de 5,300 m...