El pleito legal entre la minera OceanaGold Corporation y El Salvador llegó a su fin, luego de que el tribunal de arbitraje constituido por el Centro Internacional del Banco Mundial para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) falló a favor de la nación de Centroamérica.

CIADI otorgó un premio de 8 millones de dólares al gobierno de El Salvador para cubrir sus honorarios y costos legales.

OceanaGold heredó el proceso de arbitraje cuando adquirió Pacific Rim Mining en noviembre de 2013 y la compañía declaró desde el principio que su objetivo era llegar a una solución amistosa que beneficiara a ambas partes.

Puedes leer: ¿Cuáles son los ejes de crecimiento de Centroamérica para 2016? 

PUBLICIDAD

OceanaGold dijo que revisará el fallo del CIADI en detalle antes de evaluar los próximos pasos relacionados con su unidad de negocios de El Salvador.

“La firma consideró que una industria moderna en el uso de los recursos que opera de una manera segura y sostenible y dentro de las mejores prácticas reconocidas a nivel internacional tiene el potencial de desbloquear una oportunidad de desarrollo sostenible y de varias décadas para la República de El Salvador”, dijo OceanaGold en un comunicado.

Sin embargo, reconoció que el gobierno tendrá que tomar medidas positivas y definitivas hacia el establecimiento de un entorno empresarial estable si se desea atraer la inversión extranjera para aprovechar esta oportunidad.

 

Siguientes artículos

Prohibido subirse a un avión con un Galaxy Note 7
Por

Samsung señaló que no podrá llevarse a bordo, ni guardarlo en el equipaje a documentar.