Salvar tu negocio del fracaso sí es posible. No estás solo en este mundo: 75% de los valientes que inician un negocio fracasan antes de dos años. ¿Por qué? ¿Cómo evitarlo?

 

 

“¿Es posible salvar mi negocio del fracaso?”, me preguntó por correo electrónico una mujer a quien llamaremos Rosa. Hace unos meses, la orgullosa dueña de un restaurante en una zona de oficinas en la Ciudad de México, se dio cuenta de que estaba en números rojos. Mes a mes se tronaba los dedos para pagar la nómina.

PUBLICIDAD

Las ventas del restaurante de Rosa disminuyeron desde que nuevas opciones de comida rápida abrieron en la zona y, por si fuera poco, la cocinera que estuvo con ella desde el principio renunció.

Después de 10 años, su restaurante estaba quebrado, como le sucede a 90% de los negocios en México durante su primera década de vida. Nadie lo dice, pero al arrancar un negocio, éste tiene más probabilidades de fracaso que de éxito.

Todas las semanas recibo mails como el de Rosa, de personas que acaban de fracasar en un negocio o que atraviesan un momento complicado y me contactan buscando ayuda.

Me escriben, ya que como co-fundadora y directora de FuckUp Nights, soy una activa participante de la industria del fracaso y cada mes escucho a decenas de personas compartir su historia.

Si algo de lo que leíste te suena familiar y tu negocio cerró o está en un mal momento, lo más importante que tienes que saber es que no estás solo: 75% de los valientes que ponen un negocio fracasan antes de dos años.

La buena noticia es que ya sabemos cuáles son las principales causas por las que los negocios fracasan en México. Este año el Instituto del Fracaso y el Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, del Tecnológico de Monterrey, realizamos, en conjunto, una investigación rigurosa y descubrimos las cinco principales causas de fracaso en el país:

 

1. Ingresos insuficientes para subsistir.

2. Falta de indicadores.

3. Falta de proceso de análisis.

4. Planeación deficiente.

5. Problemas en la ejecución.

 

En futuros posts de este blog ahondaremos en esas causas del fracaso. De momento, prefiero destacar que todas esas causas pueden corregirse y prevenirse, es decir, hay negocios al borde del fracaso que pueden salvarse.

Por lo general, los fracasos tienen que ver con las finanzas y la administración. En El Libro del Fracaso, que contiene dicho estudio, los investigadores explican que “la realidad en que un negocio no genere los ingresos suficientes para subsistir podría implicar que, en primera instancia, no se realizó una planeación correcta”.

Los académicos que realizaron este estudio también explican que, “por otra parte, también podría implicar que, dado que los fundadores de negocios que fracasaron financiaron su proyecto con fondos propios, nunca lograron alcanzar el flujo necesario para subsistir por sí mismos o, en otras palabras, no midieron el tiempo que tardarían en alcanzar el punto de equilibrio y empezar a generar ingresos lo suficientemente buenos como para poder vivir de ellos”.

En otras palabras, para prevenir que tu negocio fracase o para salvarlo, identifica el origen de fondo del problema y si las finanzas o la contabilidad no son lo tuyo, busca a un especialista y, sobre todo, recuerda que no estás solo y que por ahí hay muchas otras personas con negocios en apuros.

 

Contacto:

Facebook: fuckupnights

Facebook: letigasca

Twitter: fuckupnight

Twitter: letigasca

Página web: fuckupnights.com

 

Siguientes artículos

7 lecciones de Juan Pablo II para todo vocero
Por

Como un buen vocero, Juan Pablo II supo encontrar en los diferentes canales de comunicación a un aliado. ¿Qué esperas pa...