Por: Christopher Yoo*

Vivimos en un momento en el que la conectividad es fundamental para todas las personas: el número de actividades cotidianas que migran hacia un entorno digital ha crecido de manera acelerada incrementando de forma dramática el tráfico de datos que cursa por las redes. Este cambio en los patrones de comportamiento de la sociedad ha impactado por más de una década de manera positiva tanto las preferencias de los consumidores como las cadenas productivas; expandiendo el tamaño de los mercados. Lo anterior nos invita a reflexionar si el futuro del internet está en riesgo: ¿qué ha cambiado en estos años que podría poner en peligro la manera en la que interactuamos en los medios y aplicaciones digitales?

Administrar el tráfico de las redes en algunas zonas o momentos del día puede mantener a las personas conectadas en casos de congestión o saturación. Ésta es una de las grandes preguntas en la discusión sobre la neutralidad de la red y un tema que atañe a todos los usuarios de internet. El anteproyecto de lineamientos para la gestión de tráfico y administración de red, presentado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en México, plantea que, como hasta ahora, se preserve la libertad de los consumidores para navegar por internet, al mismo tiempo que se asegure el correcto funcionamiento de las redes mediante la gestión de tráfico.

¿Qué significa esto? Veamos como ejemplo el crecimiento inesperado del tráfico de datos, suscitado por la pandemia de COVID-19. A partir de que los gobiernos en todo el mundo pidieron a la población quedarse en casa, las personas encontraron en internet una herramienta para continuar con sus actividades cotidianas a distancia. Hoy, yo escribo esta columna desde mi casa en Estados Unidos y el internet me ha permitido seguir conectado con lo que pasa en México y otros países respecto a temas que me interesan, tener una injerencia en ellos y comentarlos con otros expertos. Todo, sin salir de mi hogar. Durante este tiempo, gracias a la correcta gestión de tráfico de las redes por parte de los proveedores de internet, puedo disfrutar de un acceso ininterrumpido a internet con la misma calidad de navegación. 

La gestión de tráfico es fundamental para promover la innovación comercial, asegurar la velocidad y calidad del internet, y preservar la integridad y seguridad de las redes. La conversación ha llevado a algunas organizaciones a plantear usar la gestión de tráfico sólo cuando se observe una congestión en las redes y no como una práctica preventiva para asegurar su correcto funcionamiento. Hacer esto iría en contra de la eficiencia de las mismas y, sobre todo, limitaría temporalmente la calidad y velocidad que reciben los usuarios.

Además, en México, como en otros países de América Latina, la inclusión digital es un reto prioritario que requiere de la gestión de tráfico para atenderse. En muchas ocasiones, los proveedores de servicio de internet móvil son los únicos presentes en zonas rurales. Al tener una capacidad de banda mucho más reducida, sin una correcta gestión de tráfico las redes serían inutilizables ante posibles saturaciones. 

Hay otros recursos que se volverán en extremo valiosos para promover la inclusión digital y la adopción de herramientas de inclusión social tan necesarias en la región. Por ejemplo, servicios diferenciados como el zero-rating, ofrecen acceso a contenidos sin consumir los datos contratados por los usuarios. Actualmente, casi todas las ofertas comerciales en México incluyen acceso prácticamente ilimitado a las redes sociales preferidas de los consumidores, aun cuando estos no tengan saldo. Esto permite, por un lado, un mayor acceso a la información, y por el otro una reducción de las barreras de acceso a herramientas de inclusión social.

Adicionalmente, la llegada de nuevas tecnologías relacionadas con el 5G como la telemedicina, vehículos autónomos y ciudades inteligentes requerirán un gran ancho de banda y velocidad superior. Los servicios especializados que permiten acceder a una calidad superior de la red, serán esenciales para el correcto funcionamiento de las tecnologías del futuro, las cuales tienen beneficios transversales para la sociedad. 

El marco legal mexicano y el proyecto de lineamiento de gestión de tráfico emitidos por el IFT establecen principios claros para preservar la apertura, no discriminación e innovación de las redes, principios que garantizan que el internet estará a salvo por varias generaciones. Debemos recordar que la gestión de tráfico es parte del conjunto de reglas que han mantenido funcionando al internet como hasta ahora.

Los grupos que hablan acerca de salvar al internet deben tener en cuenta el rol clave que ha desempeñado y continúa desempeñando la gestión de tráfico para garantizar que los consumidores tengan acceso a los servicios en línea de los que depende cada vez más la vida moderna. Los argumentos demasiado simplistas que priorizan los principios abstractos sobre las realidades técnicas e históricas, ponen en riesgo toda la operación.

Contacto:

Christopher Yoo es profesor de Derecho, Comunicación y Ciencia de la Computación e Información en la Universidad de Pensilvania.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Farmacos
Cuba y Reino Unido crean una empresa mixta de fármacos
Por

Su función será desarrollar y comercializar en Europa y la Mancomunidad Británica una cartera de productos biofarmacéuti...