Sam’s Club, formato de club de precios de Walmart México, realizó una reingeniería al interior de sus tiendas para incrementar el número de sus socios y las ventas.

 

 

PUBLICIDAD

Sam’s Club está de vuelta en la competencia en el mercado de clubes de precio en el país. El formato de Walmart México apuesta su estrategia a un cambio al interior de sus tiendas que le permita conservar las membresías actuales, así como incrementar su número de socios.

Durante los primeros 5 meses del año, el club de precios vio un incremento anual de 17% en el número de membresías, mientras que las renovaciones crecieron 9%, dijo en conferencia de prensa Todd Harbaugh, vicepresidente de Sam’s Club México.

Durante el año pasado, los resultados financieros anuales de Walmart México se vieron afectados por la operación del club de precios: “Los resultados de México fueron impulsados por la división de Autoservicio, que creció 2.0% sus ventas a unidades iguales, cifra superior en 2.4 puntos porcentuales en comparación al crecimiento al mercado (ANTAD Autoservicio). Nuestro principal reto fueron las débiles ventas de Sam’s Club, para lo cual se tomaron acciones de mejora, que paulatinamente han mostrado resultados”, dijo la empresa en su informe de resultados de 2014.

Pero los incrementos no han sido gratuitos. Desde principios de 2014, la compañía inició un proceso de reingeniería al interior de las tiendas de Sam’s Club, la cual se basa en las preferencias del consumidor mexicano.

En este sentido, la cadena de supermercados creó el concepto de Centro de Excelencia en sus puntos de venta, el cual se basa en operar una redistribución de los espacios en sus tiendas, el cual se propagó en 20 sucursales de la cadena de tiendas durante el año pasado.

En la actualidad, los 159 establecimientos con los que cuenta Sam’s Club ya se encuentran dentro catalogados como Centros de Excelencia.

La estrategia se basa en un mercadeo visual, focos de exhibición de acuerdo a los colores del producto, exhibición de acuerdo a fechas próximas de venta, como el día del padre, un mercadeo agresivo, es decir, la comercialización de un producto a bajo precio.

Venta de ropa de marcas exclusivas, de impresoras en tercera dimensión y productos de marcas propias, es una de las grandes apuestas de Sam’s para diferenciarse de su principal competidor, la cadena Costco.

La compañía trabaja alianzas con Samsung, Lacoste, Levi’s y Starbucks para continuar con la mejora en precios y productos exclusivos en las áreas de tecnología, ropa y alimentos.

Esta estrategia también se reproduce en otros productos. En este momento, Alpura está previendo a la compañía de presentaciones exclusivas de su producto para la firma. En este proceso también participan marcas como Nestea, Gatorade y Persil.

Hoy, la importación de los productos es de 50% en el caso de ropa y productos de tecnología.

“Son el proveedor número uno de Apple”, dice Roberto Gómez, vicepresidente de Mercancías Generales y de Sam’s Club México.

Otro factor que juega a favor de Sam’s Club es el incremento en la proveeduría de productos al mayoreo para negocios que revenden los insumos adquiridos en el club de precios de Walmart, como son restaurantes, hoteles y establecimientos de abarrotes.

 

Siguientes artículos

8 aspectos desconocidos sobre tu plan de telefonía móvil
Por

En el Reporte de Información Comparable de Planes y Tarifas de Telefonía Móvil, el regulador de las telecomunicaciones a...