El nuevo prototipo de Samsung, la Bendable TV (televisión flexible), podría comercializarse hacia el año 2015 y representa una evolución particular desde las pantallas curvas, pero ¿cuál es el sentido de tener una televisión flexible?

 

 

LAS VEGAS, EU – En lo que pareció un alarde y una demostración de músculo y poder, Samsung presentó en el marco del Consumer Electronics Show 2014, una pantalla de televisión de 85 pulgadas, la cual se transforma en una pantalla curva con tan sólo apretar un botón.

PUBLICIDAD

En una conferencia de prensa titulada “Discover the World of Possibilities” y que atendieron cerca de 3,000 periodistas de todo el mundo, el gigante surcoreano presentó su línea de pantallas curvas, cuyos tamaños irán de 55 a 110 pulgadas (aunque durante el evento sólo se presentó la de 105 pulgadas) y su resolución se hallará en el rango de 5120×2160, la cual lleva por nombre Ultra High Definition (UHD) 4K Curved.

Con ello Samsung parecía haber dado un golpe de autoridad –con todo y que LG también presentó una serie de pantallas con la misma resolución–, afianzándose como el fabricante de electrónicos número uno a nivel mundial, y apuntalando la cifra de 8.3 billones de dólares en ganancias durante el cuarto semestre del año pasado, que recién reportó el día de hoy.

Sin embargo, no todo estaba dicho. Joe Stinziano, Vicepresidente Ejecutivo de Samsung Electronics de Estados Unidos, y a quien precedieron en el estrado BK Yoon (CEO mundial) y Tim Baxter (Presidente de Samsung Estados Unidos), guardó lo mejor para el final.

Así, mientras desaparecían del escenario tres gigantescas pantallas de televisión curvas, hizo su aparición una más, ésta una pantalla plana que por lo mismo lucía demodé y anacrónica. Pero fue justo en ese momento cuando un “¡ah!” multitudinario se apoderó de todos los congregados en un salón del Mandalay Bay de la ciudad de Las Vegas: lenta y parsimoniosamente, como lo hace la capota de un convertible, la pantalla plana se transformó en una pantalla curva.

Por supuesto, se trata de un prototipo, aunque dado el historial reciente de la compañía, cabría esperar que la llamada Bendable TV (televisión flexible), esté comercializándose hacia el año 2015.

Ahora bien, sin demeritar el mérito tecnológico que supone crear una pantalla flexible ni restarle saliva al asombro que supuso para todos contemplar dicho prodigio… ¿cuál es el sentido de tener una televisión flexible? Muchos de los periodistas ahí congregados coincidieron: “Excepto impresionar a los demás como hemos sido impresionados nosotros, ninguno”.

Consecuentemente, debemos suponer que todo el éxito que ha cosechado Samsung en los últimos años, lo está haciendo pavonearse y la televisión flexible es la prueba más fehaciente de ello: el músculo conseguido y ganado, que hoy exhibe para demostrarle a sus oponentes que hoy por hoy él es el más fuerte.

 

Siguientes artículos

CES, la feria de tecnología que hipnotiza al mundo
Por

Del 7 al 10 de enero, todos los reflectores estarán puestos en Las Vegas, donde se darán a conocer las novedades del mun...