Samsung estimó que perderá alrededor de 3,100 millones de dólares (mdd) en su beneficio operativo en los próximos seis meses por el retiro de su dispositivo Galaxy Note 7

A través de un comunicado, a dos días de que revisó a la baja sus previsiones de beneficios para el tercer trimestre de 2016, la firma surcoreana señaló que 2,200 mdd se verán reflejados en los últimos tres meses de este año, mientras que en el periodo enero a marzo de 2017 las pérdidas se calculan en 880 mdd.

Para compensar las pérdidas, Samsung ampliará las ventas de dispositivos móviles como el Galaxy S7 y el S7 Edge, y realizará “cambios significativos” en sus procesos para asegurar la calidad a fin de mejorar la seguridad de sus productos.

Ayer, el banco central de Corea del Sur reajustó a la baja su pronóstico de crecimiento económico para el próximo año, tras examinar el impacto potencial generado por la crisis del Note 7.

Aquí los detalles: Samsung “incendia” a la economía de Corea del Sur

El anuncio de la gigante surcoreana se da mientras que los usuarios devuelven los dispositivos Note 7, por defectos que pueden provocar la explosión del aparato.

El martes la empresa anunció que detendrá la producción de este aparato, el cual fue lanzado en agosto pasado como un móvil premium, además de pondrá fin a las ventas del mismo en todo el mundo.

Por ahora, la marca mantiene un sólido primer lugar en el mercado de smartphones entre los usuarios mexicanos. De acuerdo con datos de The Competitive Intelligence Unit (CIU), la marca surcoreana controla el 30.9% del mercado en México, muy lejos del segundo lugar, LG, que tiene un 15.4% y seguido a la distancia por Apple en tercer sitio, con 12.4%.

Lee también: Samsung aún domina el mercado de smartphones en México

 

Siguientes artículos

Garantías mobiliarias, una ruta para la inclusión financiera
Por

Si bien los terrenos se aceptan generalmente como garantías (hipotecas), el uso de garantías sobre bienes muebles comien...