“Una vez que los consumidores ponen las manos en una tablet, la usan para una gran variedad de hábitos de consumo de medios”, dijo un analista de Comscore en enero de 2012. En ese entonces las ventas de tablets crecían a un ritmo de 14% anual, especialmente gracias al iPad. La adopción de ese nuevo formato era tan alta que se le llamó “una de las tecnologías de más rápido crecimiento en la historia”.

Cuatro años después, las ventas anuales de esos dispositivos intermedios entre el smartphone y la PC se desploman a una velocidad de pasmo. Al cierre de 2015, el número de tablets enviadas (los envíos se refieren a productos entregados a minoristas u operadores y no necesariamente significan ventas) se contrajo 13.7%, de acuerdo con cifras de IDC. Esos datos fueron aún más agudos para Apple: los envíos del iPad cayeron 24.8%.

No obstante, Samsung cree que la tablet merece una segunda oportunidad, esta vez como una herramienta de trabajo, y trae a México su Galaxy TabPro S, un dispositivo ligero y potente que corre sobre Windows 10.

Con la Galaxy TabPro S, Samsung se suma a Microsoft (Surface Pro 3), Apple (iPad Pro) y Huawei (Matebook) en un intento por redefinir la PC y volverla más portátil y flexible. Todos los modelos mencionados tienen en común no sólo mucho poder bajo el cofre, sino también una serie de complementos periféricos que adquieren sentido dentro del entorno de la oficina, como una cubierta con teclado incorporado.

PUBLICIDAD

En cuanto a las especificaciones, la nueva tableta de la compañía coreana apuesta alto: un procesador Intel Core M de dos núcleos a 2.2 GHz, 4 GB en RAM con disco duro de estado sólido de 128 o 256 GB , pantalla Full HD de 12 pulgadas, una batería de 5,200 mAh, GPS, puerto USB 3.1, teclado Qwerty y trackpad, así como conectividad LTE opcional. Todo, por un precio de salida en México de 19,999 pesos.

tav

A diferencia de otras opciones en el mercado, la TabPro S no incluye un lector de huella digital ni un stylus integrado, y hasta el momento no se ha presentado un modelo similar que incorpore una cámara infrarroja que habilite la función de identificación Hello, integrada en Windows 10.

Pero la verdadera estrella detrás de la TabPro S es la plataforma sobre la que corre. Samsung confía en que Windows 10, la nueva versión del sistema operativo de Microsoft será lo suficientemente poderoso y sexy como para convencer a los usuarios de que esta clase de dispositivos son el futuro.

Hasta ahora, Microsoft había fallado en ofrecer una experiencia consistente entre dispositivos portátiles o 2 en 1, pero espera que eso cambie con Windows 10, que se adapta automáticamente a un ambiente de trabajo de computadora de escritorio o uno de tablet, al tiempo que mantiene intacto el potencial de sus aplicaciones y ofrece una interfaz intuitiva y amigable. En teoría.

La prueba será implacable, el declive en la venta de tablets demuestra que, en algún punto, los usuarios decidieron que no necesitaban una PC portátil sin teclado sino un smartphone más grande, de ahí que el teléfono inteligente haya abandonado su pantalla de 4.5 pulgadas y ahora la norma sea superior a las 5 pulgadas.

El mundo demostró que podía vivir sin tablets, ahora Samsung es el más reciente fabricante en apostar su dinero a que puede revertir esa tendencia.

 

Siguientes artículos

Precios del petróleo impulsan al peso en inicio de jornada
Por

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) presentaba una baja de 0.18% a 45,499.04 puntos.