Tras los retrasos en la construcción del estadio inagural, la FIFA podría cambiar la sede de la próxima copa del mundo en 2014, que actualmente corresponde a Sao Paulo.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

Sao Paulo, la ciudad más grande de Sudamérica, podría perder su derecho a ser sede en el Mundial de fútbol de Brasil el próximo año por retrasos en la construcción de su estadio, advirtió el martes la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

La amenaza generó una  reacción del equipo  Corinthians, dueño del estadio, que dijo que la FIFA era libre de cambiar la sede de los partidos si quería y destacó que no tolerará presiones.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, dijo que la entidad que rige el futbol a nivel mundial no aceptará que no se cumpla la fecha límite de diciembre para la finalización del estadio Itaquerao, que albergaría seis encuentros, entre ellos el de apertura del Mundial.

Los constructores ya advirtieron que el estadio no estará listo hasta finales de febrero.

“Dijimos con claridad que no es posible que se produzcan retrasos para la Copa del Mundo”, dijo Valcke a periodistas en Brasilia tras visitar el estadio Mane Garrincha, que será ocupado en la Copa Confederaciones en junio y en el Mundial.

“Vamos a discutir con mucha firmeza la situación en Sao Paulo”, agregó, sugiriendo que la FIFA podría transferir los partidos a otra sede.

Corinthians, que en la actualidad no tiene un estadio propio, había planeado originalmente construir un escenario con capacidad para 48.000 espectadores pero acordó sumar 20,000 asientos temporales para el Mundial.

El club dijo que la FIFA había acordado una extensión de dos meses al plazo de entrega debido a que las obras en el estadio se retrasaron por temas burocráticos.

“Si la FIFA considera que tiene que cambiar la sede del partido inaugural, que lo haga”, sostuvo el Corinthians.

“La intención del Corinthians siempre fue servir a la ciudad y al país. Por eso el club incrementó la capacidad del estadio y no aceptará ningún tipo de presión”, agregó.

Cuatro de los seis estadios que serán usados en la Copa Confederaciones no cumplió con las fechas límites, pero la FIFA enfatizó que no permitirá retrasos similares antes de la Copa del Mundo.

Las autoridades de Sao Paulo inicialmente planearon usar el estadio Morumbí para el Mundial pero esto fue descartado en 2010 debido a la falta de garantías para su reconstrucción.

 

Siguientes artículos

Wal-Mart se niega a firmar acuerdo de seguridad en Bangladesh
Por

El acuerdo tiene una fecha límite del 15 de mayo para que los minoristas lo firmen. Varios minoristas norteamericanos di...