Su tecnología existe en millones de hogares en todo el mundo. Pero, ¿hasta dónde quiere llegar? Desde Nueva York, Bill McDernott, CEO de la empresa alemana, cuenta en entrevista que su meta es revolucionar la gestión empresarial cazar a los pequeños y medianos empresarios de México.

 

Por Luis Rodríguez Munguía / Enviado

 

PUBLICIDAD

NUEVA YORK.- SAP es de esas empresas que se perciben en todos lados, pero no se ven. Vamos, tú eres cliente de SAP sin saberlo: 65% del café y té que se beben en el mundo son producidos con software de SAP. También el 72% de la cerveza que se produce a nivel global, el 86% del calzado deportivo y más del 50% de los jeans de marcas reconocidas, entre otros miles de productos y servicios que se consumen todos los días.

Cada 24 horas, millones de productos son fabricados, verificados, transportados, inventariados, almacenados, exhibidos y vendidos con tecnología SAP. Eso incluye a la mayoría de los objetos y servicios que utilizamos en la vida cotidiana y que poseen una larga cadena que involucra a centenares de procesos tecnológicos. Esa especie de huella omnipresente se llama software y, sin éste, muchas historias de éxito empresarial no podrían ser contadas.

Tres de cada cuatro empresas que aparecen en la lista de Forbes 500 corren sus operaciones sobre software de SAP y las soluciones desarrolladas por la compañía potencian a 80% de las empresas con presencia en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones, y a 85% de las 100 marcas de mayor valor en el planeta.

En la calle de Morton, a unas cuadras del Soho de Manhattan, en Nueva York, se encuentra la oficina global de Marketing de SAP. La compañía alemana cotiza en las bolsas de Nueva York y Frankfurt, y considera hacerlo próximamente en China, país en el que quiere invertir 2,000 millones de dólares (mdd) para 2015.

 

—¿Hay algún sitio en el que no esté SAP?

—Estamos presentes en 24 industrias, en 130 países, con más de 200,000 clientes entre pequeñas, medianas y grandes empresas. Vaya: estamos en todos lados”, asegura Bill McDermott.

 

México, explica Bill, es un mercado estratégico que ha crecido gracias a su mercado interno en pleno desarrollo y a su estabilidad financiera. “Para el 2018, México será el primer socio comercial de Estados Unidos”, asegura. Bajo estas perspectivas, compara al país con Brasil, que recientemente tuvo su boom económico como una potencia emergente que le hará frente a China.

No obstante, el reto de SAP no radica necesariamente en cazar a los big fish, sino que ahora su mira estará puesta en otro sector: las Pymes. “Tenemos soluciones para pequeñas y medianas empresas, donde los consumidores no tienen que invertir en hardware, no tienen que invertir en mucha gente ni en la capacitación. SAP se adapta a pequeñas y medianas empresas, no sólo a las grandes”.

 

Factor innovación

McDermott, quien comparte el timón de SAP con el danés Jim Snabe desde 2010, llegó a ese puesto en plena tormenta económica. Treinta meses después, logró salir airoso de la tempestad con una brújula que lo llevó a adquirir varias empresas a la vez que lanzar nuevos productos.

Neoyorquino de nacimiento, con 51 años a cuestas, McDermott afirma que la clave del crecimiento está en la innovación. Y predica con el ejemplo: cada dos semanas SAP tiene nuevos productos, aplicaciones, actualizaciones o nuevas versiones de productos antiguos. “Tienes que hacer que los clientes realmente crean en tu sinceridad y en que lo que te motiva es darles valor y resultados de negocios. Esa es la base. Ahí está Hana, que es quizá la invención de negocios más grande en los últimos 25 años.”

Hana no es el nombre de un dibujo animado. Es un software de gestión empresarial que procesa y analiza grandes cantidades de información en tiempo real. Técnicamente se llama High-Performance Analytic Appliance y es el producto estrella de SAP que tan sólo en el último trimestre de 2012 reportó a nivel global más de 700 clientes, los cuales se suman a los 4,500 que ya posee, y que registró una facturación superior a los 423 mdd en el mismo lapso.

Ahora bien, ¿quién está detrás de Hana? No hay duda que muchos ratones de laboratorio. Y todos ellos, de acuerdo a McDermott, trabajan sintonizados con un término que Bill una y otra vez a lo largo de la entrevista: innovación. Un elemento que, presume, le permite salir al mundo y enfrentar a su competencia. Bajo esa filosofía, un gigante como Oracle –otro de los grandes jugadores del mercado– no le quita el sueño.

“(Oracle) es una compañía del Siglo XX y nosotros somos una del Siglo XXI. (Oracle) se consolidó con adquisiciones de hardware que no funcionaron, mientras que nosotros optamos por los dispositivos móviles, por el manejo de grandes cantidades de datos, la memoria virtual, nos fuimos a la nube y desde ahí promovemos el diseño para la administración de compañías pequeñas y medianas”, presume sin rubor.

 

Tiempo de oportunidades

Uno de los productos más solicitados de esta compañía alemana, fundada en 1972, es una aplicación gratuita que permite seguir el rendimiento de algunos equipos deportivos y de sus jugadores. Con ella se pueden comparar datos de campeonatos pasados y leer los últimos análisis sobre el desempeño de los jugadores y sus equipos, amén de cruzar variables. También es posible obtener información sobre cada uno de los partidos disputados: resultados, fechas y hasta los minutos en los que se marcaron los goles. Claro, Hanna, con su “inteligencia” y su batería de algoritmos matemáticos, permite obtener toda esta abundancia de datos.

Otra de las novedades de esta aplicación es sistematizar la experiencia de los aficionados, es decir, se conecta a dispositivos móviles inteligentes y cuando el usuario acude, por ejemplo, a un evento deportivo, le ofrece una lista de promociones, regalos y sorpresas.

Poco importa que Bill sea el CEO, él hace labor de venta: “¿No sería grato que el día que llevas a tu hijo al juego, la aplicación sepa que es su cumpleaños y obtener por ello 50% de descuento en el boleto del juego, en su playera favorita o quizá un helado gratis? ¿O que tu jugador preferido tuviera un correo de voz en algún tipo de dispositivo digital y le enviara a tu hijo un mensaje de agradecimiento por su asistencia? Ésa es la experiencia de los aficionados que aprovechan SAP”.

Ahora bien, no todo está relacionado con el juego y el entretenimiento. Para los hombres y mujeres de negocios que viajan constantemente, SAP diseñó un software que les hace la vida más fácil: el Travel Expense Report. ¿Alguien puede negar que el registro de los gastos de viajes de negocios representa una de las tareas más tediosas pero indispensables de todo ejecutivo? ¿No? Bueno, lo sabíamos. Y es que la mayoría de los sistemas obligan a ingresar y registrarse en el back-office.

A despecho de lo anterior, con esta aplicación SAP faculta a los dispositivos móviles de los ejecutivos a registrar fácilmente los gastos cuando están en movimiento, liberándolos de la aburrida y engorrosa tarea de hacerlo en fechas posteriores. De esta manera, los usuarios pueden, por ejemplo, ahorrar tiempo, ya que es posible ingresar los cargos registrados a sus tarjetas de crédito corporativas o tomar una fotografía del recibo de pago como soporte de gastos.

 

Ahora, cuando el mundo vuelve a alborotarse por la volatilidad económica que hemos experimentado en los últimos meses, una región se asoma como un mercado jugoso para los intereses de SAP: América Latina.

Al cierre del tercer trimestre de 2012, SAP Latinoamérica y el Caribe tuvo un crecimiento vertiginoso que, en su conjunto, ha sostenido por 11 trimestres consecutivos. Las ventas de software en la región aumentaron 39%, con rendimientos destacados en Brasil (60%) y México (51%). La banca, el retail, los gobiernos locales y las telecomunicaciones, son los sectores que han mostrado el mayor dinamismo y los que más prometen para los siguientes años.

Sin embargo, SAP enfrenta un reto que en algunos casos ha sido un problema para medir sus alcances y penetración: la percepción que pregona la idea de que su lenguaje es muy complicado y que sólo le interesan las empresas grandes con mucho capital. “Tenemos soluciones para cualquier tamaño de empresa”, ataja McDermott. “Además, la nube ha permitido bajar los costos”, asegura con ánimo de revertir esa imagen lo más pronto posible.

De igual forma, la competencia de SAP, por mucho que el gigante alemán haya extendido su imperio, no será cosa de cocer y cantar. Como contexto, habría que recordar que en el año 2010 enfrentó una demanda de Oracle por haber infringido derechos de autor mediante una de sus subsidiarias, TomorrowNow, la cual fue acusada de descargar ilegalmente archivos de Oracle. La acusación estaba fundamentada y no hubo mucho qué hacer. Tiempo después, SAP acordó pagar a Oracle 306 mdd.

Por eso, por mucho que sople el viento a favor, en su ruta para ampliar sus mercados, SAP podría encontrarse con algunas tormentas.

 

Siguientes artículos

¿Cómo no ser el dinosaurio de la oficina?
Por

Sí, los compañeros de trabajo de mayor edad pueden aprender de los jóvenes y enseñar valiosas lecciones en el proceso. E...