Ante la posibilidad de que se descalifique a Tecnoradio, la firma ganadora de 34 frecuencias de radio en FM y tres en AM, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se deslindó del caso al señalar que “no es la instancia para determinar los procesos licitatorios del IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones)”, que ahora deberá resolver si existe o no la causal para invalidar la licitación cuyos ganadores se dieron a conocer en febrero pasado.

A través de un comunicado, la dependencia encabezada por Gerardo Ruiz Esparza dijo que su opinión técnica no vinculante no puede considerarse como “una validación de la idoneidad de los participantes en los procesos licitatorios del IFT”, y que dicha observación se emitió en tiempo y forma.

El miércoles trascendió en columnas periodísticas que accionistas de Tecnoradio estarían presuntamente vinculados con Radiorama. En particular la cabeza de la empresa ganadora de la licitación IFT-4, Alí Eduardo Bañuelos Santa, quien estaría casado con Viviana Toscano, prima hermana de las hijas de Javier Pérez de Anda –cofundador del grupo radiofónico más grande del país– y quienes también son accionistas de esa empresa.

En el documento, la SCT señaló los siguientes tres puntos:

  1. A la SCT no le corresponde revisar el cumplimiento de los requisitos que se establecen en las bases de licitación del IFT. Entre ellos, la declaración de un participante sobre sus vínculos comerciales, familiares o potenciales conflictos de interés.
  2. De conformidad con lo establecido en la Constitución y en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, la SCT emite una opinión técnica no vinculante al IFT, entre otros, sobre el otorgamiento, la prórroga y revocación de concesiones en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, con base en la información que el IFT le remita para tal efecto, lo cual se realizó, en tiempo y forma, con respecto a la empresa Tecnoradio.
  3. La SCT no puede solicitar más información que la que el IFT requirió a los participantes de la licitación conducida por dicho organismo autónomo. Mucho menos, puede sustituir al IFT en su función de determinar una posible relación o conflicto de interés de los participantes en la licitación con algún Agente Económico Preponderante o con otros integrantes de la industria.

Lee también: Grupo Radio Centro gana licitación para explotar 5 frecuencias de radio

Ayer, también a través de un comunicado, el IFT indicó que todos los participantes de dicha licitación, entre ellos Tecnoradio, tenían la obligación de revelar si existían personas físicas con participación en el capital social u órganos de decisión de concesionarios de radiodifusión, que tuvieran parentesco por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado, ya sea con el propio interesado o con sus accionistas y, en su caso, identificar a esas personas.

Asimismo, explicó que la licitación aún no concluye y se encuentra en la etapa de pago de contraprestaciones. Después de ésta resolverá si hay alguna causal de descalificación, como invalidez, nulidad, falta de autenticidad en los documentos o la entrega de información falsa.

Tecnoradio debería pagar unos 287 millones de pesos por las frecuencias de FM y AM que obtuvo en la licitación, pero de proceder su descalificación tendría que cubrir la garantía de seriedad de cada una, además de que podrían otorgarse al ofertante que haya quedado en segundo lugar en la licitación.

Publicidad

Es importante recalcar que los desarrollos licitatorios que conduce el IFT son competencia exclusiva del Instituto y la SCT no puede, en ningún caso, contravenir la Constitución ni la Ley, extralimitar sus facultades o invadir esferas de competencia.

 

Siguientes artículos

Obama
People dedica su portada a la nueva vida de los Obama
Por

El expresidente recuperó de su guardarropa una vieja chaqueta de cuero que dejó de usar por 8 años.