Por Investing.com

Ya lo viene advirtiendo. Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal estadounidense, afirmó en la reunión de la institución del pasado agosto que la Fed elevaría los tipos de interés de forma gradual con otras dos subidas previstas para este año (el mercado ya tiene descontado que serán en septiembre y diciembre); tres más en 2019, y una más en 2020, para cumplir así la hoja de ruta en la estabilización en la política monetaria en Estados Unidos, dejando los tipos entre el 3.25% y el 3.5%.

La rueda de prensa posterior al comunicado del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) centra toda la atención de los mercados. Aunque las bolsas ya cotizan descontando la subida de tipos de 25 puntos básicos que anunciará la Fed hoy, hasta situarlos entre el 2,00% y el 2,25%, los analistas ya tienen a mano bloc de notas y boli para apuntar cada letra pequeña del discurso de Powell.

Y es que, aunque es un hombre que suele ser muy prudente en sus declaraciones, el mercado aplaudió el pequeño pero elegante “zasca” que le dio a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, a finales de agosto. Todos recordamos cuando, ante el “aviso” de Trump a la Fed de que no consideraba buena idea subir los tipos de forma tan frecuente, Powell alegó que la institución seguiría subiendo los tipos siempre y cuando la economía muestre señales de fortaleza.

PUBLICIDAD

Y, ciertamente, las cifras corroboran esta buena salud: Con un PIB que crece a su mejor ritmo desde 2014 (al 4,1% anual según los datos del segundo trimestre), el desempleo cerca de su mínimo en 18 años y teniendo en cuenta el objetivo de inflación, la Fed considera que la retirada de estímulos debe progresar de forma gradual para evitar que se recaliente la economía.

Te puede interesar: ¿Fed realizará cuatro subidas de tasas en 2019? Esa es la gran incógnita

Los mercados financieros también avalan la fortaleza de Estados Unidos. Con los recientes máximos del S&P 500 y el Dow Jones, Wall Street parece no acusar los riesgos geopolíticos como la guerra comercial o la crisis de los emergentes, y prefiere centrarse en los éxitos empresariales y datos macro internos.

Ante este escenario, ya son varios los analistas que se atreven a hacer apuestas al aventurarse a decir que la Fed podría realizar alguna subida de tipos adicional (aparte de las tres alzas previstas) en 2019. Todos se fijan en el diagrama de puntos, en el que los distintos miembros del Comité dibujan sus expectativas para los tipos de interés a corto plazo.

No sería extraño, por tanto, que en 2019 se produjeran cuatro subidas de tipos. Acuérdense que, a principios de 2018, el diagrama de puntos de la Fed apuntaba a tres alzas. Así se mantuvo hasta marzo. Pero en junio, la institución anunció un cuarto repunte (el que el mercado descuenta ya para diciembre). ¿Podríamos volver a una especie de deja vu en los mercados? ¿Creen que, en su discurso sobre la fortaleza de la economía estadounidense, Powell dejará un mensaje entre líneas abriendo la posibilidad a este cuarto repunte en 2019 o preferirá no adelantarse, al menos de momento? Se abren las apuestas.

 

Siguientes artículos

dolar-tipo-de-cambio
Dólar se aprecia, pero inversionistas están atentos a la Fed
Por

La reunión de la Fed podría impulsar temporalmente al dólar, pero es poco probable que la tendencia alcista se sostenga...