Reuters.- México ofrecerá el miércoles a empresas petroleras extranjeras el derecho de perforar en las codiciadas aguas profundas del Golfo de México, que albergarían miles de millones de barriles de crudo, en el punto culminante de una reforma energética apenas seis meses antes de las elecciones presidenciales.

ACTUALIZACIÓN: En vivo | CNH licita codiciados bloques petroleros en áreas profundas

La subasta de 29 bloques es la prueba más importante de la apertura histórica del sector energético lograda por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que buscaba atraer cientos de miles de millones de dólares de inversión para dar un giro a la declinante industria petrolera estatal.

Las apuestas son altas para Peña Nieto y su partido, que quiere mostrar los frutos de la liberalización antes de las elecciones del 1 de julio. La reforma fue su iniciativa económica más destacada pero los resultados han sido mixtos.

PUBLICIDAD

Cinco meses antes de los comicios, los sondeos muestran que el candidato del partido gobernante va a la zaga del postulante favorito, un izquierdista que promete revisar los contratos de energía si gana. Una subasta exitosa ayudaría al oficialismo.

Durante décadas las principales petroleras del mundo presionaron por el acceso a las reservas de petróleo y gas de México. La estatal Pemex, cuyo monopolio de 75 años acabó con la reforma, carecía del capital y la experiencia para extraer crudo de la roca bajo las aguas más profundas del país.

Titanes del sector se apuntaron para participar en la subasta en Ciudad de México. Entre ellos están Exxon Mobil Corp , Royal Dutch Shell Plc, BP Plc, Total SA y China Offshore Oil Corp (CNOOC).

Con los precios del petróleo cerca de un máximo de tres años, las empresas energéticas van saliendo de una recesión. Tienen más efectivo ahora que en los años previos, así que las condiciones son mejores que en las ocho subastas anteriores realizadas por México desde la reforma.

“Hay un alto nivel de interés”, dijo recientemente el subsecretario mexicano de Hidrocarburos, Aldo Flores, sobre la subasta. “Queremos buenas empresas, con capacidad de invertir y desarrollar el sector”.

Más inversión

Las compañías que ganaron en subastas previas han prometido inversiones por 61,000 millones de dólares. Pero el país necesita diez veces más para que la producción petrolera vuelva a los niveles récord de 2004, dijo el martes el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

México enfrenta una dura competencia de rivales regionales interesados en atraer a grandes petroleras mundiales. Brasil, Argentina, Uruguay y Ecuador han liberalizado sus sectores y este año están subastando yacimientos de petróleo y gas.

Hace apenas tres meses, las grandes petroleras BP, Shell y Exxon conquistaron algunos de los territorios más codiciados en aguas profundas de Brasil. Desarrollarlos requerirá decenas de miles de millones de dólares.

Ninguna de las 26 empresas y consorcios que se han inscrito en la subasta mexicana ha confirmado si presentarán finalmente ofertas ni dado detalles sobre en qué bloques de petróleo y gas están interesados.

Ejecutivos de la española Repsol, la japonesa Inpex Corp , la estadounidense Chevron Corp, la india ONGC Videsh y la noruega Statoil ASA han confirmado que sus empresas están considerando presentar ofertas.

“Ya hemos firmado un memorando de entendimiento con Pemex y hemos calificado para ofertar por bloques, así que lo estamos considerando”, dijo a Reuters el martes el director gerente de ONGC Videsh, N.K. Verma.

Inpex planea presentar una oferta en consorcio con Chevron y Pemex, dijo a Reuters una fuente cercana al tema.

Se espera una fuerte puja en los bloques de la cuenca de Perdido, que está cerca de aguas estadounidenses donde operan empresas petroleras y tienen infraestructura, dijeron ejecutivos y expertos de la industria.

La parte sureste de la cuenca de Salina también debería tener un gran interés, añadieron.

Algunas de las empresas que ganaron en subastas anteriores han hecho grandes hallazgos, sumando más de 2,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente a reservas.

La reforma ha generado buenos negocios a firmas de servicios petroleros y de mapeo sísmico, que ha concretado ventas por 800 millones de dólares en paquetes de datos a las compañías que están considerando participar en las subastas.

Algunos de los esfuerzos de México por atraer inversiones han sido menos exitosos. El gobierno ha suavizado sus ambiciosos objetivos en busca de socios para Pemex, luego de que firmas extranjeras no aceptaran los altos costos relacionados a esos proyectos.

 

Siguientes artículos

Así se ve la superluna azul de sangre desde la NASA
Por

La Luna presentara un inusual triple espectáculo el miércoles cuando una superluna azul se combine con un eclipse total....