La industria automotriz registrará una caída más profunda en sus ventas de vehículos ligeros durante 2019, ante la incertidumbre por la ratificación del nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en medio de la posible colocación de aranceles a todos los bienes mexicanos por parte del gobierno de Donald Trump, entre otros factores políticos y económicos.

“Lo que se genera con las posturas del gobierno norteamericano es una incertidumbre respecto a la marcha de la economía mexicana, cualquier decisión de si se aplican o no los aranceles, el hecho de que exista incertidumbre es un desincentivo para el mercado automotor”, comentó Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), en conferencia de prensa.

Para el cierre de este año se esperan ventas de 1.33 millones de unidades, lo que significaría una disminución de 6.5% frente a lo registrado en 2018, mientras que inicialmente se esperaba una baja de 5%. Incluso, la estimación podría ajustarse nuevamente hacia el segundo semestre del año, de acuerdo con la AMDA.

“No estamos logrando estabilizar el comportamiento de las ventas, la fase de caída continúa… Los cambios políticos, su influencia en la economía y las complicaciones en el orden internacional han influido para que esta situación no se presente y todavía este marcada la tendencia a la baja”, comentó Rosales.

Se esperaba que el mercado pudiera estabilizarse entre finales de 2018 y finales de 2019.

“Aquellos clientes potenciales que tienen la capacidad económica para adquirir un auto o la solvencia para obtener un financiamiento no toman la decisión final por esta incertidumbre de lo que pasará en la economía y en sus propios empleos”, añadió Rosales.

En mayo de 2019, la venta de vehículos ligeros llegó a 102,081 unidades, lo que significó una caída de 11.2% en comparación con el mismo mes de un año antes, de acuerdo con datos publicados por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), con datos del Inegi.

Lo anterior representa la caída porcentual más grande desde 2009, agregan datos de la Asociación.

Lee más: Venta de autos en México tiene su peor mayo desde 2009

En medio de la ratificación del T-MEC, el 30 de mayo, Donald Trump amagó con imponer un arancel del 5% a todos los bienes que ingresan a ese país desde México, lo cual aumentaría de manera gradual durante el 2019 al 10% a partir del 1 de julio, al 15% el 1 de agosto, al 20% el 1 de septiembre y al 25% el 1 de octubre.

Lo anterior como parte de las amenazas del mandatario para que México resuelva el flujo migratorio desde Centroamérica.

Ante este panorama, una delegación mexicana liderada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se encuentra negociando en el Departamento de Estado en Washington para llegar a un acuerdo que evite los aranceles, sin que hasta el momento exista una decisión final.

En un análisis, la calificadora Fitch Ratings indicó que los aranceles que quiere imponer el gobierno de Donald Trump a todas las importaciones de México impactarían a una de cada cinco empresas mexicanas, principalmente de los sectores automotriz, industrial, de bebidas alcohólicas y de energía.

No te pierdas:

1 de cada 5 empresas mexicanas sería afectada por aranceles de Trump: Fitch

 

Siguientes artículos

Siemens creará empresa que apuesta por transformación energética de México
Por

Se espera impulsar la transformación energética del país “hacia un nuevo modelo más limpio, eficiente y rentable, implem...