La entrada de Lala en la BMV, así como el apetito por el mercado de la leche de empresas como Alpura y Coca Cola, con Santa Clara, darán pie a una estrategia de crecimiento y adquisiciones que puede modificar el mercado de la leche en México.

 

 

Una batalla se gesta en el mercado de la leche. La entrada de Grupo Lala en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) a través de su Operación Pública Inicial (OPI) podría representar la primera jugada con miras a enfrentar a sus competidores y consolidar una nueva geografía de los lácteos en México.

Publicidad

Con los 14,055 millones de pesos (mdp) que obtuvo Lala en el mercado de valores, la empresa que preside Eduardo Tricio Haro tiene pensado empujar su crecimiento orgánico, pero también por la vía de las adquisiciones, una apuesta proyectada para Latinoamérica.

“Lala se está preparando para la gran batalla en el mercado de la leche”, dice Manuel Valencia, director de programas académicos de Negocios Internacionales en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM) campus Santa Fe.

Actualmente, Lala tiene el liderazgo en la venta de leche blanca en México, con el 45.8% del mercado, mientras que Ganaderos Productores de Leche Pura (Alpura) tiene el 24.9% y Lechera Guadalajara (Sello Rojo) cuenta con 7.6%, de acuerdo con datos de Euromonitor International.

Sin embargo, Alpura y Santa Clara, ésta última adquirida recientemente por Coca Cola, podrían potenciar su negocio y consolidar nuevos frentes de batalla. Conoce la posición de las empresas y la estrategia que seguirán, según los especialistas.

 

Ejército Lala

Los orígenes de Lala se remontan a 1949, en la Comarca Lagunera, región en donde nace la Unión de Productores de Leche de Torreón, que para 1968, ya con una infraestructura desarrollada se convierten en la primera compañía en introducir su producto en un envase de cartón.

A partir de 2000, la empresa inició un proceso de adquisiciones, entre las que se incluyeron las marcas Nutrileche, Mileche, Boreal y Los Volcanes, así como Parmalat, la empresa Foremost, en Guatemala, y Gelatinas Art.

Hoy, la empresa lechera opera 17 plantas de producción, así como 161 centros de distribución en México y Centroamérica con más de 31,000 colaboradores.

Lala ha decido dar un golpe de timón a su estrategia este año con su OPI en la BMV.

“Es una oportunidad muy importante de diversificar el crecimiento orgánico que ha tenido hasta ahora y avanzar hacia la posibilidad de fusiones y adquisiciones, así como realizar el pago de su deuda que se había incrementado hacia el tercer trimestre de 2013”, asegura Alexis Kretchmar Hernández, académico de la Dirección Financiera del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE Business School).

Para el académico esta es una oportunidad que puede catapultar a la empresa como una de las principales distribuidoras de lácteos a nivel América Latina, pero tiene el reto de consolidar en su sistema de distribución la logística para llegar a nuevos mercados.

Actualmente, Lala cuenta con 500,000 puntos de distribución, pero su ampliación es un hecho que busca la OPI.

En los próximos dos años, la empresa prevé invertir alrededor de 400 millones de dólares (mdd) en infraestructura y logística: “Trataremos de fortalecer los negocios donde ya tenemos presencia e incursionar en nuevos productos”, asegura Eduardo Tricio.

El lanzamiento de nuevos productos forma parte de la estrategia con la que la empresa quiere sorprender en 2014 y ordeñar las ganancias de un mercado creciente.

 

Ejército Alpura

Grupo Alpura nació en 1971, cuando un grupo de ganaderos decidió unirse para crear una nueva empresa de lácteos en México. Para 1982 se convertirían en la primera empresa que lanzaría a nivel nacional la leche de sabor.

Alpura cuenta con 256 socios que poseen 142 ranchos en la República Mexicana, así como su planta en Cautitlán Izcalli y Chihuahua, en donde colaboran 13,000 trabajadores.

Este año, la empresa espera registrar un crecimiento entre el 6 y 8% en sus ventas, comparado con 2012, cuando su portafolio de productos lácteos alcanzó los 13,000 millones de pesos (mdp).

Sin embargo, competir con Lala requerirá que la empresa mexicana invierta en su expansión, por lo que Kretchmar y Valencia coinciden en que una de las opciones que tiene Alpura se encuentra en el piso de remates de la BMV.

“Alpura va a tener que seguir el mismo camino que Lala”, asegura el académico del ITESM, quien observa oportunidades favorables para la empresa haga su OPI.

 

Ejército Coca-Cola

En 2012, el sistema Coca-Cola México adquirió la marca Santa Clara, lo cual le permitió a la compañía entrar en el sector de los lácteos de ‘alto valor agregado’: “es un paso lógico después de adquirir experiencia en esta industria con Estrella Azul en Panamá”, asegura Fomento Económico Mexicano (Femsa) en el informe de sus resultados de 2012.

“Femsa le vino a meter ruido al mercado de los lácteos”, dice Manuel Valencia del ITESM.

De hecho, el académico considera que la estrategia de Lala es una respuesta del sistema Coca Cola operado por el embotellador más grande de la gaseosa a nivel mundial, para no perder terreno frente a esta empresa regiomontana que tiene su éxito en la logística.

Pero la suma de su modelo de tiendas Oxxo, tiene el potencial de volver exitoso el negocio de la leche a través de su canal de distribución: “Femsa comercio se ha especializado en ofrecer una solución a las necesidades de los clientes con un formato pequeño y conveniente, el cual, con la correcta administración, distribución, logística y ubicación estratégica de las unidades le ha permitido convertirse en el líder absoluto del mercado minorista en México”, dice un análisis del Banco Ve por Más.

 

Vacas gordas                     

 

Fuente: Canilec, con información de Sagarpa.

Fuente: Canilec, con información de Sagarpa.

La realidad parece decirle a las empresas que no equivocan su apuesta en el mercado de la leche, tan sólo en México se estima que para 2025 deben producirse 14,200 millones de litros al año de leche fresca, para abastecer un mercado en el país de 126 millones de habitantes, de acuerdo con las previsiones de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec).

El académico de la ITESM sólo espera que en el futuro las autoridades regulatorias eviten las concentraciones en el mercado los lácteos, después de que las empresas inicien las fusiones y adquisiciones.

Para Alexis Kretchmar del Ipade, los años que están por venir serán de consolidación para la industria lechera, con beneficios para la población, que observará nuevos productos en los anaqueles de las tiendas.

“Lo que va a tratar es de sacar nuevos productos lácteos que seguramente van a tener un beneficio en el consumidor, los cuales tienen un valor agregado también”, dice el especialista en negocios.

Manuel Valencia del ITESM coincide en que la batalla no será sencilla, pero también sabe que las oportunidades alimentan la guerra de la leche: “se acabaron los años de vacas flacas para la industria, lo mejor está por venir”.

 

Siguientes artículos

Dell, la startup más grande del mundo
Por

Dell se vuelve privada. Ahora, Michael Dell, uno de los símbolos de la industria de la tecnología, comanda la que ya pod...