Hasta hace unos años, el mejor sinónimo con el que se podía relacionar a los CEO de las más grandes compañías del mundo era básicamente uno: súper poderosos; hombres y mujeres duros, capaces de hacer casi todo lo que fuera para poder asegurar el crecimiento de sus compañías.

Sin embargo, los tiempos han cambiado, y esa figura que tenemos aún en mente ya no va acorde con el momento que tenemos hoy, así lo asegura Florencia Bollini, la afamada consultora y guía espiritual de los empresarios mas poderosos a nivel mundial.

Y para poner en dimensión esta transformación pone como ejemplo a algunos de los líderes de éxito en años recientes, como Steve Jobs, fundador de Apple, un hombre que cuyo éxito se basó, afirma, en la sensibilidad que tuvo para abrazar la creatividad.

“Hoy los líderes de las empresas deben tomar en sus manos aquellos valores relacionados con la sensibilidad que antes no volteaban a ver para tener éxito, valores que anteriormente eran considerados como más femeninos y que tienen que ver con ser sensibles ante lo creativo, intuitivo, empático y más”, señala la especialista.

La meta de los ejecutivos al englobar todo esto debe ser lograr volverse más humanos, señala, suspicaces ante todo lo que los rodea y, especialmente, ante sus trabajadores, el valor más importante que tienen.

“A mi parecer estamos presenciando una redefinición de lo que conocemos como liderazgo, con ejecutivos que están ahora optando más por actuar con un sentido de responsabilidad con su gente y ante su entorno, buscando impactar de manera positiva en estas dos esferas”, señala.

Crear comunidad

Y es esto último, el enfoque de los líderes debe estar en el desarrollo de sus colaboradores, lo que les permitirá, considera Bollini, tener mejores resultados en su compañía, porque cuando un empleado se siente satisfecho con lo que está haciendo y con el liderazgo que tiene trabaja mejor.

“Un empleado tiene la capacidad de rendir mucho más cuando el líder se preocupa por impactar su corazón, por darle el valor que le corresponde, cuando lo invita apoyarlo aceptando incluso esa vulnerabilidad que puede llegar a tener en algunos temas”, dice Florencia.

Asimismo, la especialista indica que es muy importante que los CEO de las empresas, además de mantener la cercanía con sus colaboradores, se preocupen de manera constante por la vida que ellos llevan fuera de la oficina, por sus necesidades personales, las cuales muchas veces pueden ayudar a solucionar.

“De lo que se trata es de que a la larga logren generar una comunidad e impactar de forma positiva en ella, así lograrán concretar familiaridad en su equipo”, comenta.

Mirada al exterior

Además de estos alcances que permean al interior de la compañía con este estilo de liderazgo, Florencia Bollini afirma que también hacia fuera de la misma pueden tener repercusiones muy favorables.

“Este tipo de accionar de los nuevos líderes es infeccioso también hacia el exterior de la empresa, la gente lo nota y hay empresas que utilizan inclusive su cultura laboral interna como una arma para fortalecer su identidad de marca y ganar más clientes, se trata de entender que ser vehículo de una transformación social puede dar muy buenos réditos”, sostiene.

Un ejemplo de empresa que realiza este trabajo interno y lo utiliza como arma mercadológica para seguirse posicionando es Google, fundada por Sergei Brin y Larry Page, empresa que es bien vista por la gente no sólo por sus productos innovadores, sino también por la manera en que se mueven sus trabajadores dentro de ella, y su cultura corporativa, que como asegura la especialista, va de la mano con como los fundadores viven su vida.

 

Siguientes artículos

¿Es diciembre un buen mes para conseguir empleo?
Por

Diciembre es un mes clave para las compañías, pues evalúan objetivos alcanzados y fijan metas nuevas, por tal motivo sue...