Las acciones de constructoras mexicanas cayeron por segundo día consecutivo de 7.96% a 108.39 unidades, las más afectadas fueron Geo y Urbi al dar a conocer que tratarían de reestructurar su deuda.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

MONTERREY – Las acciones de las mayores constructoras mexicanas de vivienda se desplomaron el martes por segundo día consecutivo por el temor que genera la eventual reestructuración de deuda de empresas del sector y luego de que Urbi dijera que “enfrenta disputas legales en Estados Unidos por instrumentos derivados”.

El Índice habita, que agrupa las acciones del sector, cayó 7.96% a 108.39 puntos tras tocar un mínimo histórico de 108.21.

Los papeles de Urbi encabezaban el desplome con una baja del 10.79% a 2.15, seguida por las de Homex con un 6.61% a 12 pesos y las de Geo con un 7.89% a 5.01 pesos.

Urbi, la tercera mayor constructora de viviendas del país, dijo el lunes que “se encuentra dirimiendo ante tribunales de Estados Unidos diferencias por operaciones con instrumentos financieros derivados”.

Según documentos de una corte de Nueva York, los bancos de inversión Barclays y Credit Suisse presentaron la semana pasada demandas contra Urbi por incumplimiento en contratos de instrumentos derivados, que les habrían ocasionado pérdidas de alrededor de 11 millones de dólares a cada uno.

Directivos de Urbi, que la semana pasada anunció que contrató a Rothschild como asesor financiero para que le ayude a refinanciar sus pasivos, no estuvieron inmediatamente disponibles para ampliar la información.

Los inversionistas han castigado las acciones del sector hasta llevarlas a mínimos históricos, ante el deterioro constante de la liquidez de las empresas y la creciente necesidad de reestructuración de sus deudas.

“Las reestructuraciones de deuda siempre generan incertidumbre sobre cuánto le va a costar a los inversionistas resolver el problema y hasta entonces la presión sobre los papeles sigue”, dijo Carlos Hermosillo, analista de Banorte.

Geo, la mayor constructora de viviendas del país, también anunció la semana pasada que contrató a un asesor financiero para evaluar un reestructuración de su deuda, lo que llevó a las agencias Standard and Poor’s y Fitch a bajar sus calificaciones de riesgo crediticio para la compañía a ‘CCC’.

“Estos esfuerzos (la reestructuración) podrían dar lugar a un incumplimiento o un difícil intercambio de deuda, que probablemente impondría un reducción significativa del capital y/o los intereses”, dijo Fitch el martes en un comunicado.

Homex por su parte ha dicho que está analizando alternativas para mejorar su liquidez que van desde la colocación de más deuda y la venta de activos no estratégicos.

 

Siguientes artículos

Subiría nota de México con reformas: HSBC
Por

Analistas de HSBC prevén una mejor segunda mitad para el país en 2013, que podría traer un avance en la calificación cre...